AFORISMOS I

0
112
Te pido por favor, que no me analices ni definas,
limítate a darme un efusivo abrazo…
Es muy posible, que la brisa del atardecer, despierte
de nuevo en mi ilusión, para dispensarte la atención
que tanto te mereces.
Confieso, que por temor, quise apagar mi fuego, y
secar el pozo de los deseos, para cubrirlo con una
capa de arena, pero las ascuas del amor, no desistieron,
y seguí alimentando mis pensamientos.
Todo cuanto tiene principio, se transforma y termina.
¡Las personas, son el propio espejo de los que llevan
dentro!!.
Si el corazón, tuviera la facultad de hablar con libertad,
¡cuantos misterios dejarían de serlo!!.
Compartir
Artículo anteriorLa gotita de humor de Masuriel
Artículo siguienteLa gotita de humor de Masuriel

Me encanta todo lo relacionado con la literatura contemporánea.
Colaboro desde hace un tiempo con varios periódicos digitales.
Soy amante del arte en términos generales, fotografía, pintura etc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.