“ALGO ASI…” Y “APRENDIZAJE” DE LA POETA CHILENA AMANDA ESPEJO

 

ALGO ASÍ…
De vez en cuando, dormía así:
con los brazos cruzados,
curvos y apretados
sobre la cálida luna de su vientre.
Soñaba tal vez…
Acunando, conteniendo, prolongando
todos los calores
los orgasmos, los temblores,
inducidos por…
el tanteo, la lamida y el jadeo
del intruso persistente,
(no nombrado)
empecinado en guarecerse
en el húmedo refugio
que (ella) esconde entre sus piernas.
Los viernes, noche,
casi rozando la madrugada,
después de la venida, la irrupción
y la estampida al galope
del Amatorio Prestado
( y para no llorar su falta…)
ella dormía así.
Amanda Espejo
Quilicura/20/05/07
 
 
 
APRENDIZAJE
  
Entonces, dime…
¿Alguna vez te aprendiste mi espalda?
¿Caminaste a paso firme los adoquines de mi columna
deslizando tu cuerpo por sus lomas de huesos curvos
lamiendo – de paso – la textura leve de mis pecas
y el quiebre altivo de mi cintura?
¿Sellaste con tus labios al final del recorrido
 la hondonada tibia donde se guarece
la última vértebra de la serpiente?
Y si no lo haz hecho…
¿Cómo puedes saber
quién es la que duerme a tu lado?
 Amanda Espejo
 Quilicura /septiembre / 2008

Deja un comentario