¿Cuantas reencarnaciones he vivido ya?

0
129

Después de la muerte el alma pasa a los ámbitos del Más allá. Si va a los niveles más inferiores porque está muy cargada, entonces se encuentra aún en la rueda de la reencarnación. Si el alma se ha tornado más luminosa, entonces se ha liberado de la rueda de la reencarnación y asciende a niveles más altos, a los niveles de preparación, para dirigirse desde allí paso a paso al Hogar del Padre.

Actualmente se sabe que ninguna energía se pierde. Debido a esto ni la energía de nuestros pensamientos positivos o negativos se pierde, tampoco la de nuestras palabras, de nuestras formas de actuar, ni de nuestro comportamiento. Como las energías, ya sean positivas o negativas tienen un efecto, con ellas imprimimos un sello a nuestra alma. Este sello o grabado energético permanece en el alma también después de la muerte del cuerpo físico. El alma está envuelta por todos estos grabados y a estas envolturas se les denomina “vestidos del alma”.

Seres divinos, seres espirituales puros enseñan al alma y le prestan ayuda para liberarse de estos vestidos, de estos diferentes grabados pecaminosos excesivamente humanos. Y cuanto más coopere el alma para liberarse de estas capas en los niveles de purificación, más rápidamente se tornará ligera y luminosa. El alma decide luego si continúa su proceso de limpieza en los niveles de purificación, o si bien se encarna una vez más para eliminar restos de sus faltas, ya que en la Tierra esto va más rápido.

Teresa Antequera Cerverón
Del programa: la Reencarnación
www.radio-santec.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.