El último beso recibido

1
348

 

 

 

A veces el roce del cuerpo humano

Con el agua  del río, quizá me estremece.

Pienso en amores pasados y no concluidos.

Y a la orilla de río siempre esperaré

El último beso recibido,

Que sé, y así sueño, conque

El Dios de las pequeñas cosas me lo concederá

 

Yo amé y ella fue amada.

Siendo testigo el río.

Nadie nos vio…bajo el cielo del Dios de las estrellas,

Darnos el último beso recibido.

 

¿Y sus manos? ¡Que hablan de amor cuando cogen!,

De besos son todo halagos. Me dicen de sinsabores -¿Oh, Jesús, divinas manos?-, me atrapan cuando me oprimen…,

Se apoyan en mis costados.

 

Que cuando besan sus labios… yo digo: ¡fueron sus manos!

¡Que yo quiero verla pronto!, caminito de Santiago.

¡Que llevo mis sueños verdes!, y quiero besar sus manos

 

La Coruña (España), 3 de octubre de 2016

©Mariano Cabrero Bárcena

 

Compartir
Artículo anteriorJavier Fernández, el “pacificador” del PSOE que huye de los periodistas y de Podemos
Artículo siguienteLa vestimenta se nos quedó pequeña

Go to comments

(…)He nacido en Madrid, 8 de Noviembre de 1938. Estoy casado y con dos hijos. Soy esscritor, poeta y ensayista. Funcionario de La Administración del Estado(escala Ejecutiva), jubilado, pero con unas ansias enormes de seguir escribiendo para aprender de los demás. Informar, tratar de ilustrar y entretener forman parte de mi bagaje cultural, que renuevo a diario. Y en todo momento trato de transmitir tranquilidad y esperanza a la sociedad actual: todo dentro de una ética periodística adecuada a cada momento.

Busco como articulista el informar cuanto antes lo que acontece a mi alrededor. Lo demuestro con mis humildes obras( hijos propios salidos de mis sueños): “Periodismo: ¡Difícil profesión!” (1995) y “Mi compromiso con el periodismo” (1998). Intento penetrar en el difícil mundo de la poesía, y lo lleva a cabo con silencios, diálogos con muertos y con la exaltación del amor a la mujer: el ser más maravilloso sobre la tierra.

Trato de demostrarlo con mis libros de poemas : “Reminiscencias de mi juventud, Poemas” (1994), “Miscelánea de muertes, sueños y recuerdos, poemas” (1995), “La realidad de mis silencios, poemas” (1997) y “La travesía de la vida, poemas” (2001).Siempre escribo para aprender de los demás, de sus críticas, de sus consejos…He tratado de no mentir, más uno lo haría en dos casos muy concretos: a) para salvar la vida de un ser humano, y b) para elogiar la belleza de una mujer –parto de la base de que para uno existen tan sólo mujeres menos guapas, pues toda mujer tiene su encanto…-.

La Coruña(España), 22 de noviembre de 2016
Copyright Mariano Cabrero Bárcena

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.