UN ANIMAL LE QUITÓ LA VIDA A MI HIJA.

0
323

Julio César SÁNCHEZ GARCÍA

¡Fue una bestia, un animal el que le quitó la vida a mi hija, porque no merece ser calificativo de hombre, ya que con toda la cobardía del mundo, la mató, le destrozo el rostro, así como a mí el corazón! Fueron las palabras de la señora Elvira Camacho Bautista, madre de Ivonne Jiménez Camacho, quien fue asesinada por Kevin Gonzalo Rojo Martínez, quien, a cuatro años de los hechos, no ha sido detenido por los contactos que tienen sus padres en el Tribunal Superior de Justicia.

En entrevista, recordó que cuando tuvo, al igual que otras madres, la oportunidad de tener una audiencia con el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, le pidió que le hiciera justicia, porque su caso ya llevaba cuatro años y en ese mismo lapso de tiempo que salió la orden de aprehensión, la misma no se ha ejecutado en contra del asesino de su hija.

“Lo único que le pedí al jefe del ejecutivo estatal, fue que nos hiciera justicia, representábamos a una asociación, Unión de Mujeres Víctimas de Violencia en Oaxaca (UMVVO) en esa ocasión estábamos cuatro madres de familia, aunque atrás de nosotras existen más víctimas, que se han unido a nosotras que están pidiendo que las apoyemos y estamos en lo mismo, hay algunos casos en los que el asesino está en la cárcel, pero goza de privilegios y no se les ha dictado sentencia, estamos hablando de cuatro hasta seis años que están detenidos”.

Lamentó que cuando acompaña a sus compañeras a los dependencias en los que se ventilan los casos de sus hijas asesinadas, los empleados las miran como si ellas fueran las delincuentes, “pareciera que fuéramos a quemar los penales, nos dan un trato horrible y pues llegan los asesinos que se van a carear con la víctima y van muy protegidos, incluso, no nos dejan pasar a las oficinas, cuándo no se nos da una explicación cuando se cancela una audiencia, cual es la razón de que no nos permiten el acceso”.

Lo que las autoridades les han respondido es que tienen la obligación de proteger al asesino o asesina y van con esa responsabilidad de custodiarlos,  y de ellos depende la seguridad del delincuente, “cuando en ningún momento vamos a querer golpear a los asesinos de nuestras hijas , simplemente que se nos dé el respeto que merecemos, en el momento en que nos tienen paradas como tontas, cuando nos acercamos a preguntar simplemente nos dicen que se cancela la audiencia, ya sea por falta de abogado u otros pretextos, para lo cual nos tienen mucho tiempo paradas”.

Criticó a las autoridades de justicia, el poco profesionalismo que tienen para darle atención a los familiares de las víctimas, ya que no tienen una pizca de educación para decirle a su personal que cuando lleguen a su cita, les informen que se canceló la audiencia, o que les informen por vía telefónica que no se llevará a cabo, quizá eso, no lo aprendieron en la escuela, ya que para muchos, el tiempo es muy valioso.

Ivonne Jiménez Camacho, hija de Elvira Camacho Bautista, desapareció de  la iglesia del Ex Marquezado, el cuatro de agosto del 2013, a las 08:00 horas “yo ví como se la llevó el ex novio, Kevin Gonzalo Rojo Martínez, porque ya no eran nada, ya habían terminado, ella me dijo que la buscó porque iban a hablar y a quedar como amigos, era mentira”.

En las investigaciones realizadas por Camacho Bautista, se descubrió que el asesino había tomado la noche anterior a los hechos, “posiblemente pudo haber ido drogado a la cita, cosa que uno no se da cuenta, ese día me baje a la iglesia, ví como se la llevó y ya no regresó nunca”.

A los dos días de desaparecida, apareció el cuerpo de su hija, con el rostro totalmente desfigurado, en el paraje Santa Rita, de la Villa de Etla, “hasta allá la fue a tirar ese individuo, quien la asesinó a golpes, le deshizo el rostro, mi hija, era muy guapa y pues ahí se vio la saña que tenía ese animal, ese bestia, porque otro nombre no puede merecer, hombre no le queda, definitivamente, y a cuatro años de la muerte de mi hija, pues aún no se ha llevado la orden de aprehensión en contra de su asesino”.

Mencionó que los padres, principalmente la mamá, “a veces el amor de madres nos ciega mucho, yo tengo cuatro hijos, dos varones y dos mujeres, una de ellas es ahora un ángel; a veces me pongo a pensar que estoy exigiendo justicia por la muerte de mi hija y por todas aquellas señoras que se unen a nosotros, lo cual duele mucho, te destroza la vida, se acaban familias completas, en ese momento me pongo a reflexionar y llego a la conclusión, de que el día en que Rojo Martínez mató a mi hija, me mató a mí también”.

Es tal la corrupción que se vive al interior del TSJ que ni bien salía la orden de aprehensión en contra del asesino, cuando ya estaba el amparo, “no sé qué sucedió, filtración de información, si tenemos este sistema de administración de justicia, tan malo, cuándo vamos a tener justicia, ¿Hasta que nos organicemos y la hagamos por nuestra propia mano? No queremos llegar a eso, por lo que exigimos que nuestro gobierno se ponga las pilas, actué y  vaya viendo qué tipo de gente tiene a su servicio

Y es que, los asesinos no nada más le quitan la vida a sus víctimas, sino a familias completas, “mis hijos están igual, están  sufriendo, la vida te cambia, te da un giro que no te imaginas, y esa familia no se va a poder compensar, a esas madres que están ciegas, mi mensaje es que si verdaderamente aman a su hijo, lo entreguen, dejen de estarlos solapando, de andar buscando pruebas para limpiarles su imagen, no se dan cuenta que parieron a un monstruo no a un hijo”.

Cuestionó ¿Qué será más doloroso, ser la madre de la víctima o de la de un asesino? “Son dos casos muy fuertes y verdaderamente no quisiera estar en los zapatos de una de ella, los único que les pediría es que se humanicen más y que entreguen a esos monstruos, engendros, porque no hay otra manera de llamarlos”.

Su exigencia, al igual que muchas de las mujeres que han pasado y siguen viviendo este trago amargo, es que el Gobernador del Estado, coloque a gente preparada, sensible, con calidad moral,  en este tema tan delicado como es la impartición de justicia, “para él mis respetos, mis compañeras dicen que el anterior no hizo nada, por ello, le exijo y le recuerdo que en su campaña tocó el tema de la mujer y que velaría por la paz y seguridad de nosotras, de los cuatro candidatos que existían, fue el único que abordo este problema, por lo que lo hemos seguido y bendito Dios que él quedó”.

“Por lo que cuando nos recibió en audiencia nos dijo textualmente que iba a aplicar la ley, a mí no me importa que sea el hijo de quien sea, caiga sobre quien caiga, dio órdenes al fiscal y llamó a la titular de la Secretaría de la Mujer y delante de nosotros la regaño porque no estaba haciendo nada por apoyarnos”, indicó.

Supuestamente Murat Hinojosa tiene entre sus directivos a gente capacitada “pero vimos que no, porque en enero pedimos audiencia con ella y nunca nos respondió, entonces, es por eso que nos dirigimos a él, no queremos hablar con nadie que no sea el gobernador del estado, y pues ahora sí le exigimos que cumpla su palabra, porque fue firme al hablar y él tiene el poder y el perfil de un jefe del ejecutivo estatal, para que su gente cumpla ordenes, y si no puede, sabe o quiere, que la cambie”. 

Dijo confiar en la palabra de quien dirige el futuro de los oaxaqueños, “aún nos falta una audiencia, él nos dio un límite de un mes para  volvernos a sentar y estudiar los avances, pues ya se pasó dicho termino, porque estamos hablando del 21 de marzo y ya vamos para dos meses, no hemos vuelto a reunirnos con él, porque estas órdenes se las dio directamente al Fiscal Héctor Joaquín Carrillo, mismo que ya se fue y pues ahora la que queda es Miriam, pero no sabemos si está siquiera enterada de cada uno de los casos”.

“Es terrible que ese tipo de funcionarios estén funcionando de esa manera, porque nos trajeron de Poncio Pilatos a Herodes, a ambos les dio una orden su superior, pero vemos que uno prefirió renunciar al no estar capacitado y otra que solamente le gusta acudir a actos sociales, misma que se comprometió en conseguirnos una cita con el presidente del (TSJ), estamos  a dos meses y él no nos ha recibido, o sea, ¿Qué está pasando con su gente? No están obedeciendo a su jefe”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.