Mezcaleros, olvidados

Aníbal BRAVO

*A cinco años con cuatro meses, los mezcaleros oaxaqueños siguen esperando, ya no programas, sino respuestas por parte del Gobierno del Estado de Oaxaca, así como de Hipócrates Nolasco, presidente del Consejo Mexicano Regulador del Mezcal (COMERCAM), de Francisco Javier Pérez Cruz, a quienes al parecer no les interesa otra cosa más que comercializar y vender las denominaciones de origen. 

A cinco años de que se empezó a hablar de la ruta del Mezcal, los mezcaleros siguen esperando que se concrete dicho proyecto en la que muchos se siguen haciendo ricos y los pobres siguen peor que antes.

En enero del 2012, Placido Hernández Hernández, entonces presidente del Grupo de Mezcaleros Certificados “Capital mundial del Mezcal”, esperaba que el Gobierno del Estado, encabezado por Gabino Cué Monteagudo,  los apoyara en este ambicioso proyecto que beneficiara a todos aquellos que se encuentran en ese corredor turístico.

Con la esperanza de que las dependencias del gobierno estatal correspondientes los apoyaran para que la  ruta del mezcal se concretara, buscaron  el apoyo de quien en aquel entonces era el presidente municipal de Santiago Matatlán, Tlacolula, Ricardo López Martínez.

Y es que, esperaban que los  productores tradicionales y artesanales que están a orilla de carretera fueran apoyados por dependencias como SEDAF y la Secretaría de Turismo y Economía, para que de alguna manera, dicha ruta no solo beneficiara a unos cuantos, sino a todo el gremio mezcalero y se beneficie desde el que vende chicles hasta el que elabora artesanías.

En aquel entonces, sumamente emocionado y con la esperanza de un futuro mejor, Hernández, Hernández mencionaba, “mi deseo es cooperar porque siento que si entre todos los oaxaqueños nos unimos y trabajamos de manera conjunta nos vamos ayudando unos a otros y ya no sea que seamos como los cangrejos que bajamos a los van arriba de nosotros, sino como los sapos y que nos apoyemos para dar pasos concretos hacia adelante”.

Para ello, habían tenido visitas en algunas fábricas de  mezcales tradicionales y artesanales, por parte de personas de  la Secretaría de Economía, SEDAF  y SAGARPA, esto con la finalidad de que vieran las necesidades que presentaban los palenques tradicionales.

En esta unión se encontraban 25 productores, trabajando con el Patronato Nacional de la Industria del Mezcal donde se encuentran afiliados más de 65 productores de diferentes lugares y pueblos.

“Queremos  que este corredor sea un proyecto sustentable para esta zona, Matatlán cuenta con un Museo Comunitario, de alguna manera se está trabajando  con el proyecto de abajo, se va hacer un Museo del Mezcal donde se explique el proceso del productor y el inicio de cómo se hacía el producto hace muchos años y de hecho Daniel Hernández Hernández, presidente del Museo Comunitario,  está trabajando en conjunto con nosotros”.

Ilusionado con lo que años más tarde es tan sólo un elefante blanco más, aseguraba “también en Matatlán tenemos una presa y algunos hoteles que están en el lugar para que de alguna manera el turismo vaya ahí y se lleve un buen sabor de boca”.

“Nuestro producto de alguna manera está certificado porque lo que cuenta de alguna manera es la certificación, por lo que hago un llamado a los productores de mezcal que todavía no se han acercado para que lo hagan y puedan certificarse a través de algún programa”, concluyó.

Hoy cinco años con cuatro meses, los mezcaleros oaxaqueños siguen esperando, ya no programas, sino respuestas por parte del Gobierno del Estado de Oaxaca, así como de Hipocrates Nolasco, presidente del Consejo Mexicano Regulador del Mezcal (COMERCAM), de Francisco Javier Pérez Cruz, a quienes al parecer no les interesa otra cosa más que comercializar y vender las denominaciones de origen.

Unos brindando cursos del procesamiento del mezcal en Puebla, para que al igual que los chapulines y el queso, lo registren como propios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.