Hipótesis, más que respuestas a preguntas no realizadas.

 

El silencio fue la sentencia, sin alegaciones ni disculpas.

 

Se apagó la luz y aun así brilló, solo quedó un bucle con mi voz, que ahora mismo, no recuerdo si decía “Te quiero” o “Te amo”.

 

Justo en el momento en que mis dedos dieron a enviar, recordé lo distinto que es querer y amar y dude de que tu comprendieras no ya su diferencia sino su significado, sólo si lo escuchaste con tu alma entendiste mi mensaje.

 

Pero eso fue ayer y ahora es hoy, aquello ya no existe, ahora somos dos almas desconocidas incapaces de cohabitar dos universos.

 

Marijose.-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.