Algunas impresiones más sobre el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad

El sábado, desde temprano, volvían a repetirse las colas para entrar al Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires para participar del Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad que había sido organizado por la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación Argentina.

0
359

Los jóvenes con sus banderas y sus mates se mezclaban con importantes intelectuales, referentes de la lucha por los Derechos Humanos en la Argentina y curiosos de todas las edades. Curiosos de entender el sentir conjunto de todo un continente que se ha lanzado a las calles y se ha lanzado al futuro para reescribir la historia, para construir derechos, donde antes solo había necesidad y para enarbolar nuevos paradigmas, nuevas utopías que permitan seguir empoderando a las mayorías.

foro2

Cultura: Nuevas subjetividades, Neoliberalismo y Proyecto Emancipador

La mañana del sábado comenzó con una mesa de trabajo de enormes talentos. El ex Ministro de Cultura del malogrado gobierno de Fernando Lugo, Ticio Escobar dio una clase magistral sobre la construcción de subjetividades y la incorporación de los saberes de los pueblos originarios, de la necesidad de pensar la cultura como una síntesis entre las corrientes ideológicas y espirituales llegadas del otro lado del mundo y las propias cosmovisiones autóctonas. El desafío está planteado, su construcción no es tarea simple.

Paco Taibo II, ese pequeño mexicano es un gigante de los escenarios. Capaz de provocarnos la risa a todos los asistentes, como de conmovernos hasta las lágrimas. A través de su narración pudimos conocer los intentos permanentes del pueblo mexicano por romper con el cerco cultural impuesto por su vecino del norte y por la relación despareja con España. Sin embargo el valioso pasado de tierra de acogida que fue México permitió que se creara un centro de resistencia cultural a los colonialismos. Junto a la descripción que había realizado Cuauhtémoc Cárdenas el primer día del Foro, esto daba cuenta de la necesidad imperiosa del país azteca de salir de la retórica de la guerra y de conseguir subvertir la aplastante continuidad en el poder de gobiernos corruptos y antipopulares.

La esperanza llegó con Nidia Díaz, quien desde la experiencia de El Salvador podía dar cuenta de cómo enfrentar a los poderes oligárquicos y transnacionales desde el terreno político. Cómo batallar frente a los palos en la rueda constitucionales y judiciales que se la han impuesto al gobierno de izquierda que conduce el rumbo del país centroamericano desde el 2009. La historia de Nidia, Comandante guerrillera, secuestrada por la CIA, diputada nacional y tantas otras cosas más, dieron cuenta de la superación de la adversidad y de la capacidad de adaptar las estrategias para poder llevar adelante un proyecto emancipador y que geste igualdad. Su ejemplo emocionante, no dejó de ser mencionado por Gonzalo Civila, quien moderó la mesa y que es el diputado más joven del Parlamento uruguayo. Una joven promesa llena de vitalidad e ideas claras, que tranquilamente podría haber participado de la mesa del cierre del Foro: la de los jóvenes.

.

16625492428_05a193cb4d_z

La Nueva Generación ante la disputa del presente

Así como lo hiciera Gonzalo Civila, todos los intervinientes destacaron la importancia de la realización de foros de este tipo y de este nivel, la amplia participación ciudadana y el fuerte seguimiento a través de la televisación y las redes sociales. Sin dudas, se necesitan estos debates de ideas y esta ampliación de los horizontes de disputa coyunturales de cada país o de cada colectivo, para pasar a una mirada continental que apuntale los logros para las grandes mayorías. Algo que se plasmaba en “esta simbiosis entre ideas y política” que plasmara esas ideas en ejecución, como dijera Ricardo Forster, ideólogo de este Foro.

La mesa representaba la vanguardia de los jóvenes que llevan la política adelante y convierten el presente en campo de acción de las nuevas generaciones de las que siempre se espera que actúen en el futuro, pero que en estos casos emblemáticos se convierten en constructores actuales de las agendas políticas de sus respectivos. Si bien sus discursos estuvieron marcados por una gran coincidencia ideológica con los asistentes, fue posible elevar el nivel de debate y tomarse el tiempo de profundizar en algunas ideas claves de las contingencias latinoamericanas.

Axel Kicillof, ministro de economía del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, jugaba de anfitrión y mostró su lado más íntimo, haciendo un relato de su recorrido de militante y buscando ubicar temporalmente las nuevas generaciones que se han incorporado a la política. Pese al tono de simpatía, se puso serio para recordarle a los opositores mediáticos y a la derecha oligárquica que “Aprendan a no dar por muertos a los pueblos, porque los pueblos luchan”, en referencia a los eternos mensajes de fin de ciclo y de agotamiento de las políticas progresistas en el continente.

También hizo un desarrollo sobre la utilización de la economía como un arma ideológica, que había generado la abominación por la política de gran parte de la sociedad y había logrado convencernos a todo de que el Estado era el enemigo. En ese sentido reivindicó la labor llevada adelante en Argentina por Néstor y Cristina Kirchner transformando al Estado en un aliado, en un garante de los derechos humanos de la gente. Se produjo una “alquimia” dijo, se creó “un Estado rebelde” que enfrentó a los grandes poderes extranjeros y locales que siempre quisieron concentrar el poder y los beneficios en el 1 % de la población.

16607929987_4d6dde87c9_z

Educación, educación y educación

Camila Vallejo, la joven dirigente estudiantil del Partido Comunista, devenida en diputada de la Concertación de Chile, también basó su alocución en una exposición de su recorrido y precisó algunas ideas erróneas que se habían instalado sobre las manifestaciones de los estudiantes en 2011. Calificó este movimiento como mucho más amplio y no un reclamo de estudiantes por la educación, sino que confluían muchos reclamos de la sociedad chilena, porque, además, el sistema de lucro en la educación significa el encadenamiento por 20 o 30 años de todos los estudiantes y sus familias al pago de los costosos estudios. Otro eje importante de su discurso tuvo que ver con los medios de comunicación y su nivel de manejo de la opinión pública, convirtiéndose en agentes retardatarios de todo avance progresista. Más allá de acuerdos o desacuerdos con la gestión de Michelle Bachelet, Vallejo transmitió la sensación de dar pelea para que no se desintegren esos reclamos que ella llegó a representar.

La licuación de esas banderas, de esos retos fue una de las llamadas de atención de la Presidenta de la Asamblea de Ecuador, Gabriela Rivadeneira, que además de hacer gala de ser la más joven en ese cargo, resignificó la cuestión de género al explicar que sus dos vicepresidentas también son jóvenes y mujeres. Rivadeneira habló con mucha intensidad, con suma pasión. Elevando el tono para marcar aquellas utopías que estaba convencida que era necesario reformular para que el proceso revolucionario continúe en América latina. Pero también hizo un llamado a fortalecer las organizaciones sociales y que sigan siendo sostén y creadores de las políticas que llevan adelante los gobiernos.

Reivindicó como paso fundamental colocar al ser humano por encima del capital, a la hora de llevar adelante cualquier política y se animó con propuestas rompedoras, como la eliminación de fronteras para los habitantes de Sudamérica, creando la nacionalidad suramericana, mostrando su fastidio por las políticas migratorias y alzando el grito de “Ningún ser humano es ilegal”. La apuesta era fuerte y el auditorio estaba pletórico, entregada a la labia de esta ex gobernadora que apenas sobrepasa los 30 años. Yo lamentaba para mis adentros, haciendo cuentas y pensando que ella no podría ser la sucesora de Rafael Correa, como todo indicaba que debía ser, por una cuestión etaria. En 2017 no tendría los 35 años mínimos necesarios para ser presidente del Ecuador, ¡una pena!

16814110761_ce31fc86ab_z

También participaban de la mesa Íñigo Errejón y Marisa Matías, representantes europeos de las nuevas generaciones en la política. La eurodiputada portuguesa en su primera visita a la Argentina destacó la fuerte politización de la juventud y mostró su esperanza en que puedan repetirse en Europa los escenarios de fuerte cohesión social que permitan desplazar a los partidos clásicos europeos que aseguran el mantenimiento del status quo.

Errejón, por su parte, encendió a la sala citando a Jauretche y a Eva Perón, quizás la influencia chavista, que sobrevoló los 3 días del foro, también dejaban la impronta del sentimiento nacional y popular. Ya Vallejo había dicho unos minutos antes “confunden populismo, con el empoderamiento de los pueblos”. La crítica sobre la política europea y el establishment económico fue muy dura de la parte del politólogo español y denunció que “el cinismo también es un arma de destrucción masiva”.

Mariano Recalde, invitado de último momento al Foro se encargó de lanzar un discurso de candidato, resaltando las conquistas que le quedaban por delante al kirchnerismo en la Argentina y asegurando que los jóvenes que irrumpían en la vida política no iban a conformarse con lo conseguido e irían por más, irían por todo.

Registros

Algunos cientos de personas que no pudieron entrar al Teatro siguieron los discursos en dos pantallas gigantes y en la calle misma fue donde se hizo la clausura del evento, significando que todas las propuestas y discusiones que se daban en los púlpitos debían estar a pie de calle, con la base, los militantes.

Celebro la realización de estos foros que permiten ampliar la mirada, integrar las luchas y las culturas de toda Nuestramérica e incorporar temas y agendas a las propias de cada comunidad, cada país y circunstancia. En un momento donde la derecha regional busca fortalecerse y extrema su discurso desestabilizador, con conspiraciones de golpe en Venezuela o manifestaciones en Brasil pidiendo un golpe de estado militar o una intervención extranjera para abortar el marxismo del gobierno de Dilma, creo que es necesario sentirse cerca, sentirse hermanos, no desconocer lo que le pasa al vecino y volver a comprender que a través de los medios masivos no es posible informarse.

Pressenza quería dejar un registro lo más amplio posible de este Foro, para que con tiempo, nuestros lectores, receptores y otras agencias y medios puedan ir dando cuenta de todo lo acontecido y asimilar, aunque sea en pequeñas dosis, estos anticuerpos para el desánimo y la desesperanza. Incluso desde aquellos países que los ambientes son más hostiles y rudos, se pueden sacar pepitas brillantes de lucidez, entereza y coherencia. La Nación Humana Universal está más cerca en Latinoamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.