«Antes de querer arreglar el mundo, da tres vueltas por tu casa».
La frase se puede aplicar a esta actual legión de pedagogos,
psicólogos,gurús, maestros idealistas,artistas,antropólogos,
terapeutas,pensadores y, naturalmente,políticos profesionales
o de afición, que se sienten impedidos a arreglar el mundo,
empezando por arreglar a los demás. Mejor sería, que primero
revisasen sus asuntos personales,su familia, sus relaciones
amistosas y su vida en general y, si todo ello está en verdadero
orden,entonces tal vez puedan pensar en espacios mayores.
La mejor manera de arreglar el mundo es empezar por tratar
de ser uno mismo,alguien sano, amable, ecuánime,valiente y
feliz.Si esto se consigue en una proporción razonable, suele
pasar que ya no quedan muchas ganas de resolver asuntos
tan grandes como arreglar las siguientes generaciones o el
mundo completo.¡Pero si todo ello sigue en orden,entonces
adelante!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.