Argentina es el país sudamericano que actualmente más crece: ¿el retorno de las tasas chinas?

0
234

comercioPor Alejandro Robba

Escrita junto a Emiliano Colombo.

Luego de coronar un Papa, una Reina y el nuevo DT del Barcelona, presentamos otro hito del 2013. Para aquellos que apostaban a que este año nuestro país tuviera un mal año económico, les tenemos una mala noticia: la aceleración en el crecimiento del PBI argentino en el segundo trimestre del año ubica a nuestro país como el de mayor expansión entre todos los países sudamericanos.

Aunque economistas y medios opositores sigan afirmando que la economía está estancada, los datos públicos y privados muestran que no se debe confundir deseo con realidad y echa por tierra las declaraciones del senador radical Ernesto Sanz que, como símbolo de la impotencia opositora para aportar ideas, nos advertía que “la economía no está bien, y ojalá siga así hasta octubre”.

La recuperación de la economía argentina se activó a partir de abril -justo el mes cuando el senador mendocino rogaba para que al país le vaya mal así la oposición aumentaba sus chances electorales-, y en el bimestre abril-mayo el nivel de actividad crecía al 7,4% acumulando en los primeros cincos meses del año un alza del 4,9%. Cabe destacar que China crece actualmente a tasas del 7,8%.

La expansión argentina se fundamenta en un consumo robusto y en la recuperación de la inversión, tanto de la construcción que en abril y mayo subió 11,4 % y 7,5% respectivamente, como de los bienes de capital, cuyas importaciones –una medida aproximada de la inversión en “fierros”- se elevaron 10% en el primer semestre. El dato de una inversión en crecimiento también contradice el discurso sobre una Argentina aislada del mundo  -saludos de Chevron- y donde nadie pondría un peso por miedo a la política económica oficial que impide un buen “clima de negocios”.

A contramano de lo que ocurre en nuestro país, las demás economías del Cono Sur están bajando mes tras mes sus proyecciones de crecimiento para 2013. El gobierno de la brasileña Dilma Ruseff acaba de rebajar su estimación para el año del 3,5% a 3%, aunque la suba en la tasa de interés y los recortes anunciados en el gasto público, posiblemente ubique a la economía mas cerca al 2,3%.

Perú, el país mimado por los “mercados” y ponderado por todos los economistas y consultores que habitan la city porteña, también ajustó sus proyecciones de crecimiento luego de haberse expandido apenas 4,8% en el primer trimestre del año, cuando había terminado en 2012 con un alza del 6,2%. Los analistas presagian una expansión menor (6%), cuando meses atrás pronosticaban 6,5%. La caída en los precios internacionales de los metales afecta considerablemente la evolución de sus exportaciones, lo que impacta fuertemente en el nivel de actividad interno.

Por su parte Chile y Colombia -otros dos países siempre expuestos como ejemplares por la oposición y los medios hegemónico- no escapan a la misma realidad. En efecto, el Banco Central de Chile desmejoró la previsión de la economía de ese país ubicándola para todo el 2013 en un rango de entre 4-5% (el primer trimestre apenas creció 4,1%) cuando el año pasado se había expandido 5,6%. Este no es un dato alentador para el gobierno neoliberal del empresario Sebastián Piñera, justo en un año electoral y con una imagen negativa de su gobierno prácticamente irremontable. Por su parte, el Banco de la Republica de Colombia revisó nuevamente sus pronósticos a la baja, presagiando un incremento del 4,3% para la economía de ese país desde el 4,8% que preveía.

A la economía uruguaya no parece irle mejor, tendrá una performance apenas por debajo de la expansión de 2012, el sondeo de los analistas consultados por el Banco Central oriental proyecta un alza del 3,4%, cercano al crecimiento del primer trimestre del año (3,7%). Venezuela, en tanto, será la economía que anotará la menor expansión. En los primeros tres meses del año sólo avanzó 0,7% desde el 5,5% de crecimiento en 2012.

No es una casual que la oposición política, sus economistas y medios de comunicación oculten esta información ya que se la pasan afirmando, como principal argumento de crítica al modelo económico, que mientras Argentina hace todo mal, el mundo es un vergel y a nuestros vecinos siempre les va de maravillas. Cabe destacar que Sudamérica tendrá un crecimiento para nada desdeñable para un mundo desarrollado estancado y donde los países emergentes crecen a tasas menores que en años anteriores. En este escenario, que Argentina esté creciendo a tasas altas es una muy buena noticia y desacomoda a todos los empedernidos censores de la política económica.

La recuperación de la economía está en marcha y avanza a pasos sólidos, las exportaciones se fortalecen 5%, mejoras en la inversión privada, en las ventas en supermercados y centros comerciales, en los índices de confianza del consumidor, sumado a una fuerte política contracíclica del sector público tendiente a seguir fortaleciendo el consumo (incrementos del 34% de la AUH) y la inversión pública (gastos de capital se elevaron 46% en abril), verificarán mejores niveles de empleo en los próximos meses.

Como es de público conocimiento, el empleo formal y de calidad es el objetivo prioritario de todas las políticas públicas de la presidenta Cristina Kirchner e incontrastable muestra de que el modelo económico del proyecto político nacional y popular sigue mostrando fortalezas aun en períodos de desaceleración de la economía mundial y está muy lejos del fin de ciclo que vienen pronosticando compulsivamente los profetas del miedo desde hace más de 10 años. Sigan participando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.