Resulta conveniente, que cualquier día, mientras efectúas
un paseo  agradable por uno de tus lugares
preferidos, que te detengas y observes con detenimiento
cuanto existe a tu alrededor, verás el regalo que la vida
te ofrece.
Si miras el pasado, entenderás el gozo que te rinde el
presente; se, que no ha sido fácil, superar las adversidades,
pero lo importante es que estás aquí, en la nueva etapa
del presente.
Lo que existe más adelante no es el final, es la segunda
etapa del presente.
Procura luchar por la verdad, y verás como se llena tu
corazón de alegría al guiar tu pasos firmes.
Libérate del lastre aún no desechado, y comprobarás
como las rosas que antes se mostraban pálidas y sombrías
recobrar su color y lozanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.