Cuando mi mente está en calma y sola con el latido
de mi corazón, puedo sentir mi humanidad básica, y
entonces sé, que todas las mujeres y hombres, son
mis hermanas y hermanos.
Nada más, que mi propio miedo y desconfianza me
pueden separar del cariño de mis amigos.
Si puedo confiar en los demás, los acepto, disfruto
de ellos, entonces mi vida será más rica y plena.
Si puedo aceptar a los demás, eso les ayudará a ser
más ellos mismos, y serán más capaces de aceptarme.
 
Cuando mi mente está en calma y sola con el latido de
mi corazón, sé lo mucho que la vida me ha dado: la
historia de mi carrera, amigos y familia, la oportunidad
de trabajar, y la de construirme a mí mismo.
Entonces, los pozos de mi interior me llenan del seseo
de vivir con mayor abundancia, con verdadera alegría
y confianza, con profunda seriedad, y serio servicio, y,
sin embargo, con más calma en mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.