China y Estados Unidos regresan a la mesa para intentar zanjar su guerra comercial

0
155
La actitud de Washington ha conducido a una guerra comercial. Foto: Archivo

El representante estadounidense de Comercio, Robert Lighthizer, y el secretario de Tesoro, Steven Mnuchin, conversaron el martes con sus homólogos chinos para intentar poner fin a la disputa comercial entre Washington y Pekín.

Los dos representantes del gobierno de Donald Trump hablaron por teléfono con el vice primer ministro Liu He y el ministro chino de Comercio, Zhong Shan, para «continuar las negociaciones para resolver las cuestiones comerciales entre China y Estados Unidos», indicó el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

Ambas partes coincidieron en la necesidad de seguir adelante con las conversaciones, dijo Kudlow.

El asesor calificó las negociaciones como «preliminares», durante una entrevista con Fox News Business, indicando que las reuniones serán ‘probablemente’ organizadas, sin dar más detalles.

El ministerio chino de Comercio confirmó esos intercambios telefónicos.

Liu He, Lighthizer y Mnuchin hablaron de «la puesta en marcha del consenso alcanzado entre los jefes de Estado de los dos países en Osaka», durante la reciente cumbre del G-20 en Japón, indicó el ministerio en un breve comunicado.

Los presidentes Trump y Xi Jinping acordaron una tregua en su disputa comercial a base de aranceles, durante la cita en Osaka a finales de junio.

Ambos decidieron retomar las negociaciones, interrumpidas en mayo porque, según Washington, Pekín se había retractado en sus compromisos sobre las relaciones comerciales con Estados Unidos.

Trump levantó la amenaza de imponer nuevos aranceles a los productos chinos, que habrían afectado a la totalidad de los más de 500.000 millones de dólares comprados cada año por su país.

«Tenemos una expectativa muy fuerte, y lo quiero subrayar, de que China en muy corto tiempo, quizás inmediatamente, va a comenzar a comprar productos agrícolas estadounidenses», dijo Kudlow en la televisión.

La reapertura de los diálogos comerciales entre Estados Unidos y China representan importante y simbólico paso, afirmaron analistas.

«Es un acontecimiento simbólico pero muy importante porque ayuda a restablecer la confianza del mercado en un período difícil», dijo a Xinhua Carlo Altomonte, economista especializado en comercio internacional de la Universidad Bocconi de Milán.

Pero la reapertura de las conversaciones no significa que un acuerdo esté cerca, acotó Ettore Greco, vicepresidente del Instituto de Asuntos Internacionales, un laboratorio de ideas.

«Este es un nuevo comienzo para un largo proceso», dijo Greco a Xinhua. La última ronda de conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos tuvo lugar en Washington en mayo, durante la cual la Administración estadounidense incrementó los aranceles adicionales en productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares, del 10 al 25 por ciento, lo que llevó a un estancamiento que duró hasta la reunión del G20.

Según el Ministerio de Comercio de China, los principales negociadores comerciales de ambas partes sostuvieron una conversación telefónica el martes e intercambiaron opiniones sobre la implementación del consenso alcanzado por los dos jefes de Estado al margen de la cumbre del G20 en junio.

(Con información de AFP y Xinhua)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.