Tal día como hoy 29 de mayo de 1991, un coche-bomba lanzado por la banda asesina ETA, contra la casa-cuartel de la Guardia Civil en Vich-Barcelona, causa 9 muertos y 44 heridos.

El atentado, consistió en la explosión de un coche bomba, cargado con unos 200 kilos del explosivo amonal, dentro de bombonas de butano, en el interior de la casa cuartel de la Guardia Civil de la localidad catalana, ocasionando 9 muertos – cinco de ellos niños – y 44 heridos, la mayoría civiles.

El hecho respondió a consignas de la banda, para perpetrar matanzas en Cataluña, ante la organización, un año después, de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

En la casa cuartel, residían 14 guardias con sus respectivas familias, con un total de veintidós niños y sobre las siete de la tarde, los asesinos dirigieron un coche-bomba hacia el interior del cuartel, deslizándolo por la rampa de entrada y cuando el vehículo se encontraba en el centro del patio, un etarra detonó el explosivo por control remoto y emprendió la huida

En el momento de la explosión, la mayor parte de los guardias estaban fuera de servicio en una competición deportiva, y en el edificio había sobre todo mujeres y niños, muchos jugando en el patio donde tuvo lugar la explosión

Las tres plantas del edificio se derrumbaron, quedando sólo en pie la fachada. y la onda expansiva rompió cristales a más de 500 metros, afectando a unos 50 inmuebles.

Tras el atentado, las Fuerzas de Seguridad pusieron en marcha un dispositivo para detener el comando, que culminó con la localización al día siguiente de los tres integrantes del grupo, a 42 km de Vich, los cuales respondieron con disparos produciéndose un tiroteo en el que resultaron muertos dos y detenido un tercero, que no opuso resistencia, siendo también herido de bala uno de los guardias.

Además, se produjo la detención de otras tres personas, que prestaron apoyo logístico a los anteriores, incluida la propietaria de la furgoneta con que se dieron a la fuga.

Como coautor de este atentado, la Audiencia Nacional condenó el 24 de junio de 1993 al etarra Juan José Zubieta Zubedia a 1.311 años de prisión, al considerarle autor de nueve asesinatos consumados y cuarenta y cuatro asesinatos frustrados.

La matanza tuvo gran repercusión en la opinión pública, siendo unánime su condena y supuso la segunda mayor matanza perpetrada por ETA en Cataluña, tras el Atentado de Hipercor.

Durante el juicio, ante la pregunta de un abogado de la acusación de «Si no vio a los niños jugar segundos antes de lanzar el vehículo explosivo», el etarra respondió: «Ese es un hecho que no valoramos, porque no es nuestro problema que los guardias civiles utilicen a los niños como escudos humanos» .Hiela la sangre, oír los razonamientos de estos asesinos.

Juan José Zubieta Zubedia, tras pasar por diversas cárceles, fue puesto en liberticida el 20 de noviembre de 2013, tras 22 años en prisión, en virtud de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que derogaba la llamada “Doctrina Parot”.

En nuestro país, los asesinatos masivos, cuestan igual que los individuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.