La nave Pioneer 10, cuando la astronaútica, nos invita a soñar.

Tal día como hoy 13 de junio de 1983, la astronave Pioneer 10 se convierte – al atravesar la órbita de Neptuno – en el primer objeto de fabricación humana que abandona el Sistema Solar.

La sonda Pioneer 10, fue una nave lanzada en el año 1972, cuyos objetivos eran explorar los planetas gigantes, Júpiter y Saturno, y hallar lo que los humanos llamamos “vida inteligente”, siendo el primer intento serio de conectar con civilizaciones extraterrestres, aunque posteriormente vinieron otros como el Pioneer 11 y los Voyager.Sonda Pinoneer.

El paso por Júpiter en 1973 proporcionó las mejores imágenes logradas hasta la fecha de la atmósfera del planeta, permitiendo obtener información de su temperatura y atmósfera.

Una de las principales partes del Pioneer, es su placa identificativa, fabricada en oro debido a que este elemento tiene ciertas propiedades que hacen que se degrade mínimamente y diseñada por Carl Sagan, en la cual se explica la situación de la Tierra, la fecha en que la nave fue construida y un dibujo de un hombre y una mujer, entre otras cosas.

De esta manera, la posible civilización que encuentre la sonda, podrá saber algo más de los humanos, cosa que es buena hasta cierto punto, ya que si por ejemplo, se tratase de una civilización mucho más avanzada y decide aniquilarnos, en la placa hay información de cómo encontrarnos y no les sería muy difícil dar con nosotros.

La misión de la Pioneer se dio por finalizada oficialmente en 1997, aunque la nave se resistió a ser olvidada y su última débil señal fue recibida en enero de 2003, cuando estaba a 12 mil millones de kilómetros de la Tierra.

El último intento en marzo de 2006, no dio respuesta del Pioneer 10 y en la actualidad la nave se dirige hacia la estrella Aldebarán, en la constelación de Tauro, a donde llegará dentro de 1.690.000 años.

Quizás algún día establezca contacto con los extraterrestres y los humanos o quizás la sonda nunca cumpla su definitiva misión y siga vagando por el espacio hasta que la humanidad desaparezca o hasta se desintegre contra un meteorito o simplemente se pierda en la memoria colectiva y, dentro de 1.000 años, nadie se acuerde que el 2 de Marzo de 1972 se hizo el primer intento en comunicar con civilizaciones extraterrestres, dando el primer paso hacia lo que ahora es el, por ahora infructuoso, programa SETI.

Tal vez la sonda se convierta en el último resto de una civilización, en un vago espectro de lo que pudo ser y no fue, que habitaba un planeta llamado Tierra, pero en todo caso, la sonda Pioneer se recordará siempre por el primer intento para ver si es verdad que el hombre estaba solo en el universo.

En todo caso la sonda Pioneer se recordará siempre por el primer intento del hombre para ver si de verdad estaba solo o no en el inmenso universo, pero eso, tal vez nunca lo sepamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.