Luis de Fajardo, un héroe del siglo XVII, del que nadie sabe nada.

Tal día como hoy 14 de junio de 1609, tras los constantes ataques de los piratas turcos, ayudada por ingleses y franceses, la armada española, presenta batalla y los que vence en La Goleta.

El almirante encargado de la acción fue Luis de Fajardo, hijo bastardo del Marques de los Vélez. a quien en 1598 Felipe II nombró Capitán General de la Armada del Mar Océano y general de los galeones de la carrera de Indias, el cual dirigió desde ese año la defensa de la flota de Indias contra los corsarios ingleses y holandeses.

El mismo año de su nombramiento, en defensa de las flotas de Indias a la que escoltaba, batió a los corsarios ingleses que las esperaban cerca del cabo San Vicente y emitió informe al rey sobre la conveniencia de que en Cartagena de Indias, hubiese galeras destacadas con carácter fijo “para lo que pudiera suceder”.

Como capitán general de la Armada, ocupó el cargo a partir de 1604, obteniendo varios y brillantes éxitos navales, como el de 1605 contra los corsarios en la costa de Cumaná – Venezuela – donde apresó a diecinueve urcas- nave del tamaño de una fragata – quemándolas y degollando a capitanes y dotaciones, lo que justificó el terror de piratas y corsarios ante los buques de guerra españoles, a los que evitaban.

Con esta acción, acabó el bloqueo que los corsarios holandeses mantenían en la costa de Cumaná e isla Margarita, donde asaltaban a cuantos mercantes encontraban, a los que hacían objeto de todo tipo de tropelías y en junio de 1606, frente a las costas de Portugal, venció a la flota holandesa, que bloqueaba las mismas.

Cuando en 1609 se decreta la expulsión de los moriscos, se decide concentrar en el Mediterráneo a las escuadras de galeras, en evitación de ataques berberiscos y Luis de Fajardo, fijó su base en Cartagena, desde donde en junio de este mismo año, se adentró en el mar con doce buques, buscando al corsario argelino Simón Dancer y se dirigió sobre Orán, fondeando en Mazalquivir.

Sin hallar enemigos, continuó a Túnez donde en julio de 1609, quemó veintidós buques de alto bordo y una goleta corsaria, a pesar de hacerlo bajo el fuego de los cañones del castillo de La Goleta, operación que realizó, apoyado por genoveses e ingleses.

Durante su retirada hizo varias presas turca más y, una vez reparadas las averías del combate, se dirigió de nuevo a su base de Cartagena

El 6 de agosto 1614 realizó su última y brillante gran acción, al conquistar la fortaleza de Mármora, en las proximidades de Tánger, para lo que salió de Cádiz con noventa y nueve navíos, entre buques de guerra y transporte, desembarcando el día 5, a la boca del río Sebú, donde tenía su guarida el corsario Muley-Cidán que proporcionaba, además, apostadero a los holandeses.

Con el desembarco de 2.000 hombres y el apoyo artillero de las galeras que, con sus cañones de proa barrieron a los moros de a pie y de a caballo, consiguió una victoria total, quedando la Mámora en dominio de España destacando allí una guarnición y regresando a Cádiz.

Habían allí fondeados, cuatro buques de guerra holandeses que, al ver el cariz que tomaban las cosas, saludaron al estandarte de España, declarándose neutrales,.antes de verse convertidos en objetivo.

Huelga decirlo – pero lo digo – que como en lógico, en los casos de héroes españoles, no se sabe a ciencia cierta, dónde ni cuándo falleció, ni existe recordatorio alguno a su memoria, ni retrato con su imagen.

España, es así…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.