El día en que Napoleón conquistó Moscú.

Tal día como hoy el 23 de junio de 1812, Napoleón inicia la invasión de Rusia.

“La Grande Armée” francesa con 691.500 hombres, era el mayor ejército jamás visto hasta ese momento en la historia europea y al principio, avanzó con gran rapidez dentro del territorio enemigo, pues los rusos sabiendo que no podrían derrotarles en campo abierto, se retiraron una y otra vez ante el imparable avance francés.

Aunque esto se ha considerado como ejemplo de “política de tierra quemada”, en realidad era consecuencia de falta de posibilidades para presentar batalla, ya que cuando finalmente lo hicieron, el 7 de septiembre en Borodino, se saldó con una victoria francesa, dejando expedito el camino hacia Moscú.

Napoleón entró finalmente en septiembre en la capital, abandonada por sus habitantes y vacía de suministros, pues los rusos le habían prendido fuego quemándola prácticamente por completo y privando a los franceses de la posibilidad de abrigarse en ella.

Napoleón ordenó entonces retroceder, iniciando el 19 de octubre la larga retirada tras sólo seis semanas de ocupación.

Al empezar el invierno a primeros de noviembre, el suministro al ejército se hizo cada vez más dificultoso, muriendo los caballos al no poder alimentarse y, aunque eran utilizados como carne para los soldados, su falta les obligaba a desplazarse lentamente a pie, sufriendo congelaciones. y muertes masivas.

Sólo 58.000 de los hombres que iniciaron la invasión sobrevivieron a la campaña y además los franceses perdieron casi 200.000 caballos y más de 1.000 piezas de artillería.

La victoria rusa sobre el ejército francés en 1812, significó el mayor obstáculo a las ambiciones de Napoleón por dominar Europa, mientras por parte rusa la “Guerra Patriótica” fue un símbolo de fortaleza de su identidad nacional como pueblo y tuvo gran impacto en el patriotismo ruso durante el siglo XIX.

Un siglo y medio más tarde, el ejército alemán, intentaría realizar una campaña similar a la napoleónica, y se saldó con idéntico desastroso resultado.

El mejor estratega de los rusos ha sido siempre, “el general invierno”.
Tal día como hoy 24 de junio de 1821, tiene lugar en Venezuela la batalla de Carabobo, en la que el ejército patriota de Simón Bolívar, vence al ejército realista.

La batalla de Carabobo ha sido siempre conocida por concluir el proceso emancipador venezolano, reafirmado con la expulsión definitiva de las tropas españolas, en la posterior Batalla Naval del Lago de Maracaibo.

La concentración de los rebeldes bolivarianos se realizó en la ciudad de San Carlos, donde acudieron los ejércitos de Bolívar con un total de más de 6.000 hombres, mientras el contingente de los españoles, nutrido de criollos e indios, ascendencia a algo más de 5.000.

El 15 de junio de 1821, Bolívar reorganizó sus tropas en tres divisiones y sobre el número de fuerzas presentes en Carabobo, los cálculos de la época tienden a ser muy favorables para uno u otro bando según los cronistas, aunque todos reconocen la superioridad numérica de los independentistas, que estimaciones más modernas cifran en unos 6.500, frente a unos 4.300 realistas.

A primera hora del 24 de junio, día de la batalla, Bolívar hizo un reconocimiento de la posición española llegando a la conclusión de que era inexpugnable por el frente y el sur, por lo que dispuso modificar su orden de batalla, dirigiendo su ataque al flanco derecho realista, el cual estaba descubierto.

El general español, el vizcaíno Miguel la Torre, ordenó entonces cambiar su estrategia, siendo tan violento el contraataque, que hicieron replegarse a los bolivarianos por dos veces, cambiando la situación cuando tras un contraataque en que participaron la unidad del Batallón de cazadores Británicos, hicieron retroceder a los realistas.

El flanco derecho del ejército español se retiró y aunque la Torre ordenó a la caballería cargar contra los rebeldes, esta se retiró después de disparar sus carabinas, hasta que finalmente atacados de frente y por la derecha, los batallones leales optaron por la retirada.

Al entrar la batalla en su fase final, los rebeldes iniciaron una tenaz persecución del ejército realista, que sufrió las bajas de dos oficiales superiores, 120 subalternos y 2.786 soldados, mientras las bajas de los patriotas también fueron cuantiosas.

El general la Torre, acabó refugiándose en Puerto Cabello, en una retirada que ha sido catalogada por varios historiadores como «magistral» e incluso el mismo Bolívar, en su parte de guerra, reconoce el valor y organización de sus enemigos.

Carabobo fue la acción más importante para la independencia de Venezuela, aunque la guerra proseguiría hasta 1823 e incluso restos de las fuerzas realistas lanzarían campañas contra el occidente del país, conocida como la «Campaña de Occidente», el poder de los españoles en Venezuela estaba acabado y esto permitió a Bolívar iniciar la guerra en el sur.

El canario Francisco Tomás Morales, que sustituyó a la Torre, se refugió en Puerto Cabello y pronto reunía más de 5.000 hombres reconquistando Maracaibo y Coro en otoño de 1822, hasta que finalmente, tras la batalla naval del Lago de Maracaibo, la situación realista se hizo insostenible y tuvieron que evacuar el 8 de noviembre de 1823, acabando dos días después la guerra de independencia en Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.