Cómo detectar y evitar las grietas en las paredes

0
317

Las grietas y fisuras en las paredes son algo realmente habitual y fácil de ver en gran cantidad de edificios. Aparecen como pequeñas (y a veces grandes) rajas en nuestras paredes, a las que a menudo ni siquiera prestamos atención.

Pero lo cierto es que estas rajas pueden ser motivo de un daño estructural en nuestro edificio, por lo que es importante tomarlas en serio y vigilar su avance, así como tomar diferentes medidas para prevenirlas y, posteriormente, arreglarlas.

Las grietas y fisuras son especialmente comunes en edificios antiguos, de treinta o cuarenta años, por ejemplo; aunque también es posible verlas en edificios modernos.

Hablando desde una perspectiva técnica y profesional, las grietas suponen un alivio de la tensión producida entre dos zonas de la construcción cuando son sometidas a un movimiento.

La diferencia principal entre grieta y fisura podría ser el grosor de la misma. Mientras que una fisura es mucho más pequeña y no llega a los 0,5 milímetros de grosor, una grieta puede superar este tamaño ampliamente, de modo que estas segundas rajas o separaciones estructurales serían mucho más peligrosas y dañinas para el estado del edificio.

Lo más importante a la hora de hablar de grietas y fisuras es entender que el problema no es eminentemente estético. De hecho, esta debe ser la menor de nuestras preocupaciones, puesto que lo que realmente nos debe importar es el daño que estas ocasionen al edificio.

Eventualmente, un edificio con gran cantidad de grietas podría sufrir desprendimientos, que ocasionan un riesgo directo a la salud física de los inquilinos del mismo. Es por esto que ponerle solución al problema a tiempo nos puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza en el futuro, a la vez que subsanamos posibles accidentes.

¿Qué tipos de grietas existen?

Existen diferentes tipos de grietas que podemos encontrar en nuestras paredes, siendo unas más leves y de poco riesgo para la salud del edificio, mientras que otras son mucho más graves y deberían ser subsanadas inmediatamente.

Grietas en la pintura

Se trata de unas grietas muy superficiales, que solo ocasionan un daño a la pintura de la pared. Estas grietas se pueden producir por un mal trabajo del pintor, una pintura de baja calidad, humedades, etc. Sin embargo, no debemos preocuparnos en ningún momento por este tipo de grietas, puesto que el problema es meramente estético.

Para subsanar este tipo de grietas, lo único que debemos hacer es abrir ligeramente la grieta para eliminar la pintura que se ha quedado entre medias, emplastecer la separación, dejar secar, lijar para que quede bien uniforme y ya podemos volver a pintar. De esta forma, acabaríamos de forma eficiente con el problema.

Grietas en la mampostería

Estas grietas afectan tanto a la mampostería como al techo. Estas grietas sí que indican un posible daño estructural, y tendrían que ser examinadas por un profesional cualificado.

Una solución profesional es usar poliuretano en las grietas, para tapar el alivio de tensión que suponen estas rajas en las paredes. Lo mejor para saber cómo usar el poliuretano en grietas y fisuras, es pedir ayuda profesional de forma directa, con una empresa bien experimentada como Lemara.

Si no tapamos estas grietas a tiempo, corremos graves peligros, como por ejemplo la entrada de agua filtrada por estas aberturas, que en muy poco tiempo pueden terminar de causar daños irreversibles a la estructura del edificio.

Grietas en la estructura

Estas grietas son las más peligrosas, y aparecen en partes fundamentales de la configuración de una vivienda como una losa, una viga o una columna. No hace falta explicar lo que ocurre cuando se derrumba una viga o una columna en un edificio, por lo que se recomienda encarecidamente que estas fisuras sean revisadas por personal cualificado.

Como ya hemos visto, estas son las diferentes grietas y fisuras que podemos encontrar en nuestro edificio. No conviene dejar pasar en ningún momento la detección, análisis y diagnóstico de las mismas, puesto que pueden resultar muy peligrosas en un futuro cercano.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.