En la actualidad, el papel del abogado penalista ha cambiado considerablemente. A pesar de que esta figura de la abogacía desempeña importantes funciones, lo cierto es que todavía existe algo de desconocimiento acerca de la misma. Y es que hoy en día aún se sigue relacionando únicamente a estos profesionales con aquellos casos en los cuales tienen que defender a personas que han cometido de manera presunta un crimen.

No obstante, la intervención de un abogado penalista puede ser crucial en determinadas circunstancias, la cual además dependerá de la especialidad a la que se dedique. A continuación se exponen algunos supuestos en los que se puede comprobar como las funciones de estos pueden tener naturaleza identificativa, reactiva o preventiva.

¿Qué hace el abogado penalista?

Se trata del profesional que actúa exigido por la ley para asegurar que la persona a la que defiende dispone de todos los medios necesarios del derecho para defenderse frente a una acusación de delito en un proceso penal. Es decir, en este tipo de casos la ley no concibe la autodefensa, ya que es imprescindible el conocimiento del derecho penal y procesal penal con el fin de evitar que el acusado no pueda defenderse de la manera correcta.

Por lo tanto, para garantizar que la persona acusada recibe un juicio justo es fundamental la intervención del abogado penal, el cual se encargará de proporcionarle asistencia desde que recibe la primera llamada judicial hasta el día del juicio, así como en posteriores recursos.

¿Cómo puede ayudarme un abogado penalista?

Como se ha mencionado anteriormente, las facetas de este profesional van más allá de lo que se cree, siendo cada vez más habitual solicitar sus servicios como asesor privado tanto de personas jurídicas como físicas.

Con el fin de prevenir los delitos económicos, muchas organizaciones y empresas han tomado el control de las mismas. Para ello recurren a los servicios del abogado penal económico, el cual las asesora a la hora de llevar a cabo ciertas acciones, tales como redactar un contrato con proveedores, adoptar una política fiscal o tomar una determinada decisión estratégica.

Los conocimientos del experto penalista serán fundamentales para indicar qué tipo de conducta es susceptible de llegar a ser una figura delictiva, ya que hay que tener en cuenta que durante los últimos años se han llevado a cabo varias reformas para evitar la adopción de acuerdos abusivos y el quebrantamiento de los derechos de los socios.

Las organizaciones también tendrán que responder ante la falta de prevención

La responsabilidad de las personas jurídicas ha aumentado de manera considerable, lo cual ha puesto en alerta a cientos de empresas. No es que hayan nacido nuevos delitos, sino que ahora las compañías también tendrán que responder si no han hecho todo lo que está en sus manos para prevenir los delitos cometidos por parte de otros.

Por lo tanto, la figura del abogado penalista está siendo cada vez más valorada debido también al creciente interés de las compañías por adoptar unos principios más éticos a la hora de llevar a cabo sus negocios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.