La tecnología no es que esté cambiando nuestra vida, es que ya la ha cambiado. Ahora hacemos muchas cosas desde la comodidad de nuestra casa a través de internet. Miramos los productos que queremos comprar y después solo tenemos que ir al establecimiento que hayamos elegido. La confianza también va en aumento frente a este tipo de operaciones online.

En el sector financiero es uno de los aspectos en los que mas se ha evolucionado gracias internet. Hoy es posible pedir créditos online con mucha facilidad. Normalmente suelen ser minicréditos, para disfrutar de unas vacaciones, hacer frente a gastos imprevistos, reformar el hogar o el negocio, atender los gastos de veterinario de nuestra mascota, hacer un regalo de bodas, comprar un coche…etc… tantos motivos que ayudan a hacer la vida más cómoda.

Los bancos se han quedado atrás y hoy día hay empresas privadas totalmente fiables que ofrecen un buen servicio y con una metodología sencilla e intuitiva se puede solicitar un crédito y disfrutar de él casi al instante. Los plazos pueden ir desde uno hasta tres o cuatro días. El tiempo de devolución desde un mes hasta 3 o cuatro años, aunque esto es variable.

Lo primero es que se puede realizar totalmente online, sin tener hacer llamadas telefónicas o visitar alguna oficina física, con lo que ahorramos tiempo y molestias. Hoy lo podemos hacer desde nuestro teléfono móvil al cien por cien. Hay paginas que lo hacen sin tener que tener una nómina, o incluso si estás en alguna lista de morosos. Normalmente las cantidades van desde los 300 a los 4.000 euros, dependiendo de nuestras necesidades y de la capacidad de la devolución.

No es recomendable pedir un crédito online para pagar alguna deuda sin estar seguro de que se puede devolver en el plazo acordado. Si no fuera así debemos avisar al prestamista y atenernos a la subida de intereses estipulada.

Tu eliges la cantidad que vas a pedir y en el tiempo que piensas devolver el crédito. En este sentido hay que ser responsable y tener suficiente solvencia para estar seguros de que vamos a poder responder a las cuotas que nos hayan asignado.

Se exigen unos requisitos a la hora de solicitar un crédito online. En primer lugar ser mayor de 18 o 21 años. También ser residente en España. Tener un documento de identidad en vigencia. Tener cuenta bancaria, correo electrónico, teléfono móvil. La mejor opción es la que da al solicitante mas ventajas.

Hay empresas que exigen tener una nómina, pero muchas no lo hacen, normalmente para cantidades pequeñas no es necesario. En algunos casos se necesita presentar avales, pero ésto suele ser para cantidades muy elevadas, no para minicréditos personales. Es importante informarse bien las empresas y las condiciones que ofrece cada una y después decidirse por la que mejor se adapte a nuestra necesidad. Hoy gracias a las nuevas tecnologías tenemos muchas opciones y alternativas, pero ello no quita que debamos estudiarlas todas con mucho cuidado antes de decidir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.