Cupido A angel very dawn and cheesy.

0
551

Todos me imagino que en el día de San Valentín os acordareis de quién era Cupido, o Eros, el dios del amor. Pues bien, cuenta la leyenda que era un Dios del que habla Heródoto en el “Asno de Oro”, este poeta era como Eurídipes, alguien que escribía tragedias y comedias dramáticas, por lo que veréis en la historia que os voy a relatar, eso sí, parece ser, que Cupido actualmente ha escarmentado como podréis leer a continuación.
En la antigüedad Cupido o Eros, era el Hijo de Venus, hijo que tuvo con Zeus, pero un buen día, cansado de sólo ver el amor en los demás, decidió ir a seducir a una mortal, Psique, entonces, tomó la forma del marido, ella no sabe cómo él había cambiado no en aspecto físico pero si mentalmente, porque pasó a tener éxito y por supuesto a colmar todo de oro, tenía un montón de riquezas, llegó a ser el más rico del lugar. Por las noches, pues ya sabéis, “se daba una alegría al cuerpo….”. Pero no sé que ocurrió, que las envidias, entre las vecinas son muy malas. Y comenzó la de “abajo” a decirla, que cómo podía ser esto, si antes el marido era un fracasado, y ahora la colmaba de riquezas, si un demonio se había apoderado de él. Entonces la mujer, enloqueció, y por la noche, se dispuso a matarle. Cuándo Eros, o Cupido se dió cuenta, la paró, y la maldijo, escapando la mujer, al haber querido asesinar a su amante, y ahora está condenada a encontrar su media naranja, eso sí, “no se sabe dónde”, ya que estos “maromos” sólo pasan una vez en la vida.
Ahora en la actualidad, Cupido o Eros, ha espabilado y veréis que piensa: ” Yo no soporto el día de San Valentín. No puedo soportar las cartas y la música acaramelada de los enamorados. “No puedo con ellos, me dan un asco….”, Sólo con pensar, que les tengo que tirar flechas, a gente que muchas veces, acaban pegándose o matándose entre ellos, diciendo ” Qué he podido ver en ti, si eres un ridículo, y tienes gafas de culo de vaso….”. Pero en fin, todos sabéis lo que me pasó a mi, ” con mi quesito”…. Desde entonces, hago lo mismo, pero emparejo, mal a las parejas, y muchas mujeres en condiciones y guapas, no encuentran a su “amorcito jamás” y van saliendo con cada “tio feo”, que encima, todos sabemos lo que pasa con los feos: ” Que como salgan con una que esté bien, cogen celos, y la acaban dejando ellos, y más feas que picio”. Tú como comprenderás yo soy un tio soltero, que tengo que ir con una especie de calzoncillo, para “pasar de pobrecito” antes de emparejar, a los que siendo normal, siempre irían con la mujer que les correspondiera y no alrevés, más que nada, para que no acabaran como acaban, divorciándose al mes.
El día de San Valentín me recuerda por lo tanto, a que yo soy un tio, soltero y entero, y no tengo que regalarte rosas.Tengo eso sí una lista de cosas maravillosas que tengo que hacer, y música para regalar. Pero por otra parte, emparejo, mal a posta, salvo dos ó tres, que coinciden y les va la vida a “pilas” debido a lo que me pasó a mí, y ” no lo puedo olvidar”.
Por eso odio tanto este día, y les escucho decir encima.- ” ¿Conseguiste el cuadro que te pedí, para este día tan maravilloso?.
¿Compusiste esa canción que nos gustaba tanto, el día que nos conocimos?- Me da vergüenza ajena. Sólo se oye, por la radio y la televisión en las redes sociales, San Valentín, para que regales esta tarjeta a tu “amorcito”, estas “rosas”. – Y yo digo, y si ¿ la cerda esa, te iba a matar, y ya no he querido encontrar más?.
El colmo de lo romántico. Eso sí, el día que me calzó el calzón blanco, las alas, y me hago un tatoo dónde pongo: ” You perhaps will find out your love forever”. Pongo una musica que compuse en su día yo, y no creas que soy un “músico snob”. Además tengo otra que me gusta mucho, y -” Eso sí lo digo de verdad”, me pongo la canción de ” Time to time” que yo sé que a los humanos les gusta muchísimo y la de Maria Carey, que ya tarareo bajo la ducha ese día, para hacerme el “meloso”. Por eso cuándo llega San Valentín, ves la palabra en todos los comercios -¡Ven!, Welcome San Valentin’s Day. Y tú, como si se tratara de un lenguaje universal, conoces lo que significa. Lo has visto en la televisión, lo has escuchado en la radio, y ello en sí es “Amor, amor, amor”. Tú además lo primero que te dice tu smarthphone, es eso, Bienvenido a San Valentín.
Y condicionas eso, con “tú amorcito” que te espera en casa, con algo especial ese día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.