CURIOSIDAD

0
76
Resulta curioso, o como mínimo sorprendente,
comprobar como las personas ausentes, entran
con sigilo en nuestro cuarto, destinado a guardar
los recuerdos…
Las vivencias, pierden su fragancia que tiempo
atrás desprendían, y con el paso del tiempo, los
recuerdos acuden con menor insistencia.
La tristeza se mitiga, y las lágrimas dejan de brotar,
haciéndolo tan solo alguna que otra furtiva, hasta
que terminan secándose a medida que se agota
la fuente del dolor…
Un velo cubre la imagen de nuestra retina, y la
figura se difumina con el paisaje…
¡Colores nuevos, ayudan a distraer el alma con
otras vivencias!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.