Quiero que sepas, ahora que terminó el verano, que
he guardado en mi maleta algún que otro recuerdo.
 
Déjame decirte ahora, porque me asustan las noches
oscuras y vacías, y el motivo por el cual siento cierta
tristeza, al no poder disfrutar del mar tal como sería
mi deseo.
 
He sido martillo y reclamo, experto en risas, y hurón
de lamentos, compañero de duelos y capataz de
suspiros.
Exploré el dolor que causa ciertos amores, por esa
misma razón, me he convertido en pescador de sueños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.