Recientemente el Gobierno Vasco y su comisión de ética pública han planteado el propósito de imponer a la totalidad de sus trabajadores la norma de no poder criticar abiertamente sus políticas, de forma que mantener una discrepancia de opinión en base al derecho a la libertad ideológica implique la dimisión por coherencia institucional. Así se prohibiría a 100.000 trabajadores públicos vascos criticar las posturas políticas del Gobierno Vasco.

En consecuencia y de llegar a aprobarse esta medida el ejecutivo responsable de esta decisión ejercería un vil chantaje con el empleo de cerca de un 5% de sus ciudadanos, muchos de los cuales no sólo se dedican a la carrera pública tras lograr su puesto por méritos propios y en no pocas ocasiones gracias a un esfuerzo personal superior al necesario para alcanzar un cargo en la política, sino que también pagan de sus impuestos el mantenimiento y función de las instituciones en que trabajan, incluidos los puestos de quienes han propuesto enviarles a la calle sólo por expresar libremente sus criterios.

El Comité ético responsable de esta propuesta demuestra ser muy poco eficiente precisamente por su carencia de ética, al defender una pauta que obligaría a 100.000 personas a optar entre la sumisión o la pobreza, enfrentándoles al difícil dilema de escoger entre ser siervos sin pensamiento ni voz propia o seres humanos completos capaces de opinar sobre aquello que racionalmente consideren equivocado en las políticas de su gobierno, que a tenor de esta clase de decisiones demuestra ser muy poco infalible. Además este abuso de poder se plantea sabiendo de sobra que dada la crisis en que estamos inmersos el temor a quedarse en el paro es uno de los mayores daños con que se puede amenazar a nadie. Por eso de aprobarse esta medida lograrían la práctica sumisión de 100.000 de sus ciudadanos, por los que poco respeto sienten y demuestran al tratarlos como a vulgares marionetas que sólo deben ejecutar lo que se les ordena, impidiéndoles desarrollar las elevadas cualidades humanas  y el gran bien social que se derivan del ejercicio de la libertad de pensamiento y la posterior divulgación de ideas.

En efecto, conviene poder corregirles porque la política ética más básica consiste en defender la plena humanidad de cualquiera, incluida la de los trabajadores públicos, lo que incluye su pleno derecho a expresarse, sobre todo si tenemos en cuenta que son quienes mejor y más de cerca pueden valorar el correcto o defectuoso desarrollo de su actividad, algo que les convierte en testigos privilegiados para plantear críticas constructivas sino son sancionados, censurados o despedidos por ello.

1 COMENTARIO

  1. Comentario del autor a “Demócratas pero fascistas.”

    Querría agradecer la brillante aportación al mundo del diseño gráfico de Stevepb y su generosidad al compartir su talento y creatividad gratuitamente vía Pixabay. La imagen que de forma tan aguda identifica la censura, considerando que ésta abarca en los tiempos presentes bastantes más medios de comunicación que la tradicional letra impresa, es un ejemplo de la gran capacidad para trasmitir mensajes que tiene la fotografía. No en vano el lema que Stevepb ha elegido en su página de Pixabay es el siguiente: “everything has beauty – photography teaches you to see it.”, traducido al castellano: “cualquier cosa posee belleza- la fotografía te enseña a verla.” Y los bellos diseños de Stevepb aplican este principio fielmente.

    Página en Pixabay de Stevepb:

    https://pixabay.com/es/users/stevepb-282134/

    Enlace a la imagen elegida para ilustrar este audio:

    https://pixabay.com/es/censura-limitaciones-610101/

    Otro aspecto que me gustaría aclarar es la razón por la que he escrito e incluido un texto referido a esta propuesta en un canal dedicado al masculinismo, los derechos de los hombres y la crítica frente a los abusos hembristas. La razón es sencilla: siendo el feminismo de género una directriz asumida por gran cantidad de gobiernos en los países occidentales desde que la ONU decidió erradamente en el año 1995 dar a este movimiento sexista el monopolio de la pauta para alcanzar la igualdad entre los dos sexos a nivel mundial, la medida de despedir a aquellos trabajadores públicos que se manifiesten en contra de las líneas políticas gubernamentales incluiría el privilegiar a esta ideología y fortalecer su opresión, ya que se está incluyendo la prohibición de criticar al feminismo de género para todas las personas con un empleo público, chantajeándolas ni más ni menos con la amenaza de perder sus trabajos. Por eso he escrito y divulgado “demócratas pero fascistas” como una parte más de la lucha contra el hembrismo politizado.

    Si a estas alturas alguien todavía duda, no cree o incluso niega que el feminismo de género no sea en realidad mero hembrismo politizado, es decir sexismo ávido de poder, que lea el siguiente documento del año 2011 realizado por el mismo director de la Organización Internacional del Trabajo, titulado: “la igualdad en el trabajo: un objetivo que sigue pendiente de cumplirse” en el que se analizan las desigualdades laborales y se plantean las directrices necesarias para combatirlas a nivel internacional de acuerdo con las indicaciones de la OIT.

    Pero si no puede leerlo yo puedo resumirle el hecho fundamental, ya que sí lo he leído, a pesar de saber desde el principio la injusticia hembrista que iba a encontrar en él. En este análisis de desigualdades y discriminaciones se ha aplicado la pauta feminista de género, como resultado en este documento se citan y tratan de corregir con medidas prácticas y recursos reales las discriminaciones sufridas por las mujeres, también las de las personas obesas, los emigrantes o los enfermos de VIH, pero no se dedica ni una sola línea ni un solo consejo práctico ni una sola medida pública que mencione o se destine en específico a las discriminaciones laborales sufridas por varones, por trabajadores masculinos, a pesar de que somos los hombres quienes sufrimos la mayor cantidad de accidentes laborales mortales o graves, e incluso las enfermedades profesionales más nocivas y letales también a nivel mundial. De hecho la hembrista Michelle Bachelet, la directora de ONU mujeres en la fecha en que se presentó este texto, estuvo presente en su inauguración como invitada de honor. Y aprovecho su comparecencia para hablar sobre las discriminaciones de las mujeres y expresar su voluntad de que ONU mujeres y la Organización Internacional del Trabajo trabajasen conjuntamente para acabar con la discriminación laboral femenina. No hubo ningún representante de ONU hombres que se lamentase y protestará porque la Organización Internacional del Trabajo, despiadadamente, no mencionase siquiera en ningún punto de su informe de cerca de cien páginas las discriminaciones laborales masculinas como paso previo necesario para hacerlas visibles antes de abordarlas con políticas específicas encaminadas a acabar con ellas. De hecho no existe ni siquiera la institución ONU hombres, ya que la ONU es hembrista y se despreocupa de las discriminaciones sexuales masculinas, al igual que la OIT.

    Link al mencionado informe:

    http://www.ilo.org/declaration/info/publications/eliminationofdiscrimination/WCMS_166923/lang–es/index.htm

    En efecto, en la sociedad feminista de género no caben ni la ecuanimidad ni la mínima justicia al abordar el grave problema que la discriminación sexual ocasiona a los dos sexos. ¿Un fracaso absoluto de esta ideología? No, al contrario, todo un éxito para la misma, ya que el feminismo de género jamás ha pretendido ser igualitario. Mienten al afirmar tal cosa, lo que llaman “igualdad de género” es ejercer la casi máxima parcialidad a favor del sexo femenino. Así el feminismo de género es el feminismo de la mujer, valga la redundancia de esta expresión y concepto. Por eso sus premisas básicas incluyen el hembrismo, el femicentrismo y la misandria en destacadas proporciones, y eso es lo que viviremos cada vez más mientras este movimiento tenga un papel preponderante.

    Link a “demócratas pero fascistas” en el periódico Globatium.

    https://www.globatium.com/democratas-pero-fascistas/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.