Dimite el embajador británico en EE.UU. tras el escándalo por sus críticas a Trump

El representante ha presentado su renuncia después del escándalo político ocasionado por la difusión de cables diplomáticos en los que calificaba al presidente estadounidense de "inepto", "disfuncional" e "incompetente".

0
114
Donald Trump. Foto: EFE.

El embajador británico en Washington, Kim Darroch, ha anunciado su renuncia después del escándalo políticoprovocado por la filtración de unos cables diplomáticos en los que criticaba al presidente estadounidense y a su Administración y calificaba al mandatario de “excepcionalmente disfuncional” e “inepto”.

“Desde la filtración de documentos oficiales de esta Embajada se han hecho muchas especulaciones en torno a mi posición y sobre la duración de mi periodo restante como embajador.  Quiero poner fin a esa especulación. La situación actual me está impidiendo desempeñar mi papel como me gustaría hacerlo”, expone Darroch en su carta de dimisión.

Informes filtrados

El 6 de julio, el diario británico Daily Mail publicó que Darroch había descrito los conflictos internos de la Administración Trump como “peleas a cuchillo” en una serie de informes clasificados enviados a Londres. Asimismo, en ellos también descalificaba a la Administración del presidente y tachaba al mandatario de “inepto”, “inseguro” e “incompetente”.

En lo que referente a la figura política de Trump, el embajador británico afirmó que el líder estadounidense estaba “irradiando inseguridad”, llenaba sus discursos con “declaraciones falsas y estadísticas inventadas” y no estaba logrando “casi nada” en términos de política interna.

Reacciones

Tras producirse la filtración, el inquilino de la Casa Blanca anuncióque ya no trataría más con Darroch. “No conozco al embajador, pero no es querido ni valorado dentro de EE.UU. Ya no trataremos con él”, tuiteó el mandatario el 8 de julio.

Después de las palabras de Trump, la primera ministra británica, Theresa May, declaró tener “plena confianza” en el diplomático a pesar de no estar de acuerdo con sus valoraciones. Un vocero de la mandataria señaló que “el trabajo de los embajadores es proporcionar opiniones honestas y sin comentarios”, aunque May “no está de acuerdo con la evaluación”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, aseveró que los documentos filtrados reflejan la “visión personal” del embajador y no la del Gobierno británico.

El 9 de julio Trump volvió al tema de nuevo y calificó como “un tipo muy estúpido” a Darroch. “El embajador loco que el Reino Unido impuso a EE.UU. no es alguien con quien estemos encantados, es un tipo muy estúpido. Debería hablar con su país y con la primera ministra May sobre su fallida negociación del Brexit y no estar molesto con mis críticas de lo mal que estuvo gestionada”, escribió el mandatario en una serie de tuits.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.