El vicepresidente sudafricano, David Mabuza, afirmó hoy que la lucha contra el Sida requiere considerables esfuerzos, trabajo arduo y dedicación y será imposible vencerlo sin cambios de comportamiento en la expresión de la identidad sexual.
Al hablar en el acto central por Día Mundial de Lucha contra el Sida celebrado en la localidad de Soweto, Mabuza expresó que esta es una jornada conmemorativa, pero también de acción para que todos los sudafricanos enfrenten su bienestar y se responsabilicen con su salud.Necesitamos reflexionar, sin diferencias de edades, género o posición social, y ser responsables para acudir a pruebas sobre el VIH, cáncer y otras enfermedades que permitan adoptar medidas preventivas como un primer paso para acabar con esa pandemia, añadió el Vicejefe de Estado y Gobierno.

Recordó que un día como hoy hace 30 años se celebró por primera vez en Londres esta conmemoración y habló de los avances alcanzados en este tiempo en cuanto a pruebas, tratamiento y control de la expansión del VIH.

En el caso de Sudáfrica precisó que ‘hemos tenido tiempos de sabiduría y errores, de ciencia e ignorancia, de arrogancia y estigma, de atención y de abandono imprudente, pero hemos emergido de esas aflicciones con la resistencia de una nación reconocida por tener la mejor respuesta en el mundo frente al VIH’.

Subrayó que su país está comprometido con frenar por completo las infecciones por el VIH y la tuberculosis, acabar con la discriminación y el estigma de los portadores y evitar las muertes relacionadas con el mal, entre otros objetivos.

Mabuza dijo que en Sudáfrica 4,3 millones son tratados con retrovirales en el sector público y otros 235 mil en instalaciones privadas de la salud, lo que refleja que se trata de un logro colectivo en la valiente lucha de grandes hombres y mujeres en todo el mundo.

Es el fruto, agregó, de quienes se niegan a mantenerse en silencio cuando mueren personas a quienes les fue negado un tratamiento que los hubiese salvado, solo por el costo de los medicamentos.

Señaló que el Sida es despiadado en su ataque a niños y niñas inocentes, devalúa la santidad de la vida humana, afrenta el derecho a la salud y subyuga a los que no tienen recursos para combatir sus aflicciones. El dirigente dijo que el gobierno está bien al tanto de su responsabilidad en ofrecer liderazgo, visión y solución política para avanzar y de que las necesidades de la sociedad siempre determinan sus valores.

Puntualizó que cuando el gobierno fracasa pierde el pueblo, cuando colapsa sus habitantes sufren y cuando los servicios de salud no funcionan las personas mueren.

Esta situación, comentó, nos impone asegurar una atención médica asequible, eficiente y de la mejor calidad posible.

Insistió a que a nadie le debe ser negado tratamiento, respeto y atención debido a su raza, posición social u otros accidentes de nacimiento.

El Vicepresidente expresó que Sudáfrica espera hacer pruebas de VIH y tuberculosis a 14 millones de personas, y a otros siete millones análisis sobre presión arterial y diabetes. El foco, anunció, estará en jóvenes de 15 a 24 años que no sido investigados sobre este ese terrible mal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.