El acuerdo YPF-Chevron

0
249

images (1)

Pese a las advertencias europeas, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ordenó en abril del 2.012 expropiar el 51% de YPF, a la que declaró de interés público, (YPF era y sigue siendo la mayor contribuyente al fisco argentino y uno de sus principales empleadores, con una plantilla de 13.500 trabajadores y miles de empleos indirectos), lo que significó la declaración unilateral de independencia económica de las multinacionales europeas y la radical modificación de la estructura industrial argentina.Así, en la actualidad y según el técnico Ricardo de Ricco del Centro Latinoamericano de Investigaciones Científicas y Técnicas (Clicet), citado por Prensa Latina, el volumen de crudo procesado en las refinerías de YPF habría aumentado el 1,4 % y la extracción el 2,2% , revirtiendo la tendencia negativa del 2011 cuando estos índices cayeron el 5,1 % respecto al 2010.

El culebrón de IPF:Según OMAL (Observatorio de Multinacionales en América Latina), Repsol pretendía explotar los recursos del campo argentino de Vaca Muerta recientemente descubierto. pero la explotación del dicho yacimiento (cuyas reservas potenciales ascienden a cerca de 23.000 millones de barriles equivalentes de petróleo), necesitaba contar con un socio con la tecnología adecuada para explotar todo el potencial de los pozos y con un monto inversor cercano a los 10.000 millones de dólares. Dicho campo contiene petróleo de esquisto y para extraer ese crudo es necesario inyectar en el subsuelo grandes cantidades de substancias químicas, ( por lo que países como Francia han prohibido ésta práctica por sus graves impactos medioambientales), remordimientos que no siente EEUU , pionero en la tecnología del fracking, término anglosajón que consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos),

Entre los pretendientes de YPF, estaban Sinopec, (controlada en un 75% por el Estado chino y principal socio de la petrolera española en Brasil tras invertir 9.000 millones de dólares para hacerse con el 40% de Repsol Brasil) y tiene experiencia en la explotación de los llamados recursos no convencionales (los que yacen en Vaca Muerta). Por su parte, (CNOOC, con un 64% de su accionariado en manos de Pekín), presente en Argentina desde 2010, tras su alianza con la petrolera nacional Bridas y está en plena expansión y desea incrementar el porcentaje de producción de crudo foráneo, que actualmente roza el 12% y el tercero en discordia, sería la empresa estadounidense Chevron. Este inacabable folletín por entregas tendría su epílogo en la denuncia realizada por Repsol en la que asevera según europapress, que “el Gobierno argentino habría pactado previamente con Chevron la expropiación de YPF”, lo que permitirá en breve que la compañía estadounidense tenga luz verde para invertir en el yacimiento de Vaca Muerta. 

De ello se deduce que cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia, pues una de las mayores urgencias de la economía nacional argentina era la necesidad de “hacer caja” a corto plazo para satisfacer los pagos pendientes, entre otros la factura energética que en el 2012 este año rondó los 14.000 millones de dólares a lo que se añadió el crecimiento desbocado de la inflación, con tasas reales cercanas al 20%.

Así, tras la constatación de la entente económica YPF-Chevron, quedaría perfilada la estrategia de EE.UU. para reconducir los pasos del Gobierno argentino y lograr su ingreso en la Alianza del Pacífico,( siguiendo la teoría kentiana del garrote y la zanahoria), siendo previsible la futura desmembración de UNASUR y el agigantamiento de la figura de Axel Kicillof (cerebro de la expropiación de la petrolera argentina YPF) como futuro sucesor de Cristina Fernández de Kirchner.

GERMÁN GORRAIZ LOPEZ

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.