Tegucigalpa, 18 de diciembre (Télam)
El candidato presidencial hondureño Salvador Nasralla, de la Alianza Opositora contra la Dictadura, acudió hoy a la sede de la OEA en Washington para denunciar el “fraude electoral” del que acusa a las autoridades y al Tribunal Supremo Electroral (TSE) en las elecciones del 26 de noviembre, y recordó que la proclamación como ganador del mandatario Juan Orlando Hernandez “no tiene validez”.
“El único camino posible para que el vencedor sea el pueblo de Honduras es un nuevo llamado a elecciones generales, dentro del más estricto respeto al Estado de Derecho”, dijo en un comunicado Nasralla, citado por la agencia DPA.
Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, partió de Tegucigalpa antes de que el TSE anunciara su veredicto y denunció adulteración de las papeletas de voto, violación de las actas y vulneración del sistema de cómputo.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió en la víspera nuevas elecciones “ante la imposibilidad de determinar un ganador” en unos comicios que han desencadenado una grave crisis institucional en el país centroamericano, con al menos 14 muertos en las protestas.
Almagro elevó su petición después de que el TSE proclamara vencedor de los comicios el domingo al actual presidente, el conservador Hernández, desestimando las denuncias por fraude de la oposición, que instó a salir desde hoy a la calle para protestar.
Por su parte, Nasralla sostuvo, desde el aeropuerto de Miami, donde hizo escala antes de llegar a Washington, que la proclamación de un vencedor “no tiene validez”, porque es “una medida desesperada de ellos (TSE y gobierno Hernández) en respuesta a nuestro viaje (…)” donde dijo que se entrevistará con Almagro y tendrá reuniones con el Departamento de Estado de los Estados Unidos.
Asimismo, dijo, citado por el diario hondureño La Tribuna, que Hernández en estos momentos debía ser considerado como “un impostor” y en lo que respecta a las protestas él no puede parar las mismas e instó a que sean pacíficas “para defender su voluntad de lo expresado en las urnas”.
Sumado a eso, denunció que el TSE carece de expertos técnicos para resolver las impugnaciones presentadas por la Alianza, “no pueden responder nuestras reclamaciones de carácter técnico, solo legal (…)”.
Almagro pidió que se vote nuevamente en Honduras “dentro del marco del más estricto respeto al Estado de Derecho, con las garantías de un TSE que goce de la capacidad técnica y de la confianza de la ciudadanía y los partidos políticos”.
Según datos del TSE, Hernández obtuvo el 42,95% de los votos por el 41,24% de Nasralla, quien reiteró que no aceptará los resultados oficiales porque se fraguó un fraude en su contra.
Almagro anunció la designación como representantes especiales de la OEA a los ex presidentes de Bolivia, Jorge Quiroga, y de Guatemala, Álvaro Colom, para que lleven a cabo los “trabajos necesarios para un nuevo proceso electoral y reconciliación democrática nacional en Honduras”, citaron medios locales y la agencia de noticias EFE.
Solicitó a todas las partes “el apoyo al trabajo de los ex presidentes”, y dijo estar “convencido de que es el camino necesario para que los hondureños vivan en paz democrática y avancen en el camino de la prosperidad compartida”.
Aseguró que “no existen las condiciones para afirmar que el ganador es uno u otro”, pues el proceso se vio “afectado por marcadas irregularidades y deficiencias, por la violencia de unos y otros” antes, durante y después de los comicios.
Las denuncias “son de especial gravedad” e “impiden otorgar ninguna certeza al resultado de este proceso electoral”, señaló Almagro, quien dijo que el pueblo hondureño “no merece actitudes ni pronunciamientos irresponsables, merece las máximas garantías”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.