Publicado en: Ráfaga 340

Al menos por la trayectoria que describió y los países que afectó, pudiéramos catalogar a Leslie como el ciclón más loco del 2018.

Primero fue subtropical, el 23 de septiembre, a mil 145 millas al oeste-suroeste de Azores. A los pocos días se transformó en un gran sistema extratropical, pero el 28 volvió a ser subtropical. El 29 desarrolló un núcleo cálido y pasó a la fase tropical.

El 3 de octubre se convirtió en huracán. La convección profunda que rodeaba su centro se había organizado mejor, y un ojo también era evidente en las imágenes satelitales infrarrojas. No obstante, se degradó a tormenta al día siguiente.

El 9 retomó la intensidad de huracán y el 11 sus vientos máximos sostenidos se incrementaron a 150 km/h (casi de categoría 2).

Rápido y muy furioso

El huracán Leslie próximo a la península ibérica el 13 de octubre/RealEarth.

Durante el día 13 Leslie se movió rápidamente al este-nordeste y nordeste a 54-61 km/h, y cuando estaba a 120 millas de Lisboa, la capital de Portugal, dejó de ser tropical. Claro, se desplazaba sobre aguas de 20 grados Celsius y un frente frío se le estaba uniendo.

En la noche tocó tierra en la península ibérica. Según el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA), una estación en Figueira da Foz registró una ráfaga de 176 km/h, y fue asociada al fenómeno del “sting jet” o “cola de escorpión”, una fuerte corriente de aire descendente que a veces evoluciona en los ciclones extratropicales, pudiendo alcanzar la superficie, con velocidades superiores a 150 km/h en un área reducida.

Precisó el IPMA que la notable racha de viento promovida por Leslie es la mayor que ha reportado la red meteorológica nacional.

El ciclón dejó miles de árboles caídos por todo el país, incluyendo Lisboa, donde colapsaron andamios de edificios en proceso de restauración. En el distrito de Coímbra numerosas viviendas perdieron sus cubiertas. La prensa señala que Figueira da Foz es la ciudad más destrozada.

Árbol derribado en Figueira da Foz. Foto: Paulo Novais/Lusa.

Las rachas de viento fueron muy fuertes en el oeste de Castilla y León y tercio norte, en España, llegando a superar los 100 km/h, anunció en Twitter la Agencia Estatal de Meteorología.

En La Pinilla, una estación de esquí de la provincia de Segovia, el viento sopló a 112 km/h, y en Islas Baleares llegó a 105 km/h.

Destacar que el gobierno portugués había emitido el 11 de octubre -por primera vez en la historia, al parecer- una advertencia de tormenta tropical para la isla de Madeira. Afortunadamente, el sistema atmosférico no la azotó.

De acuerdo con los datos de Klotzbach, Leslie se incluye en la lista de huracanes que más lejos al este han existido en el Atlántico desde 1851.

A las 11 y 45 de la noche

Tormenta eléctrica en La Habana. Foto: Yander Zamora.

Los rayos siempre ocurren con extrema rapidez, duran microsegundos, por lo que no resulta fácil captarlos. Pero todo tiene su técnica, ¿verdad?

Yander colgó esta foto en su muro de Facebook el 26 de septiembre, y a muchos sorprendió. Él me explicó que había una tormenta en el mar, se fue moviendo, y entonces la persiguió a través de las ventanas de su apartamento, ubicado en 40A y 1ra, muy cerca de La Copa, en Playa.

“Había llegado a casa treinta minutos antes y vi los relámpagos. Agarré el trípode, la cámara Canon 1D Mark IV, siempre en manual, y le di unos 30 segundos de exposición”.

Sin dudas, logró una fotografía espectacular. Constituye un regalo para los apasionados al tiempo y al clima, y en especial para los seguidores de la columna Ráfaga 340, que ya cumple su primer año en Cubadebate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.