El martirio de Assange no tiene fin a la vista

0
182

Han pasado casi 7 años desde que Julián Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en Londres para escapar de la extradición de las autoridades británicas. Si da un paso al otro lado de la puerta, es arrestado inmediatamente y muy probablemente extraditado a los Estados Unidos, donde se enfrentaría a una larga sentencia de prisión o algo peor. 

Durante años, el filtrador de información secreta ha estado aguardando en la pequeña embajada de Londres, y desde que Lenín Moreno es jefe de Estado de Ecuador, su situación ha empeorado. En condiciones de régimen de incomunicación, ya no tiene contacto con el mundo exterior, salvo con sus abogados; su estado de salud se deteriora rápidamente y se le niega la atención médica necesaria. A esto se suman los acosos diarios, que se supone que harán de la vida un infierno para el fundador de WikiLeaks.

En una entrevista con Jorge Jurado(1), ex embajador de Ecuador en Berlín, hablamos de la situación de Assange y de por qué Ecuador, el ex salvador, se convirtió en el mayor atormentador de Assange. 

Esta entrevista fue creada en colaboración con nuestro medio asociado Weltnetz.tv.

Video en Alemán

(1) Jorge Jurado fue Embajador de la República del Ecuador en Berlín de 2011 a 2016. Anteriormente, fue Ministro de Agua, Secretario de Estado de Minas y Director de Asuntos Ambientales de la Municipalidad de Quito. Hasta 2004, Jorge Jurado fue profesor en la Universidad de San Francisco en Quito y en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales sobre diversos temas ambientales. Había estudiado tecnología energética e ingeniería de procesos en la Universidad Técnica de Berlín.

TRANSCRIPCIÓN DE VIDEO:

Reto Thumiger: Hoy le damos la bienvenida a Jorge Jurado de Quito, Ecuador para una entrevista. Permítame presentarle brevemente: Fuiste embajador de la República del Ecuador en Berlín de 2011 a 2016. Anteriormente, fuiste Ministro de Agua, Secretario de Estado de Minas y Director de Asuntos Ambientales de la Municipalidad de Quito. Hasta 2004 fuiste profesor en la Universidad de San Francisco en Quito y en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales sobre diversos temas ambientales. Tu relación con Alemania y porque hablas un alemán tan perfecto, estudiaste tecnología energética e ingeniería de procesos en la Universidad Técnica de Berlín.

Jorge Jurado: Así son las cosas, hace mucho tiempo.

R. Durante tus 5 años como embajador de Ecuador en Berlín, dejaste una impresión duradera, mucha gente te extraña, hiciste amigos y explicaste incansablemente el desarrollo del progresismo en Ecuador. Desde entonces, Ecuador tiene un nuevo presidente. ¿Qué más ha cambiado?

J. Querido Reto, muchas gracias por esta entrevista. Estoy contento de tener nuevamente contacto con Berlín. Respondiendo a tu pregunta, me temo que muchas cosas han cambiado. Lo que teníamos hasta el 2017 y perseguimos como objetivo dada nuestra situación de ser uno de los países progresistas de América Latina, cambió. Se trata de una inversión total y los objetivos y los sueños que teníamos entonces no se están persiguiendo ahora. Creo que estamos en el camino hacia una forma muy neoliberal de economía y gobierno, con todo lo que eso significa. Los cambios que han tenido lugar en este primer año y medio son tan grandes, que ya no soy capaz de reconocer a mi propio país y lo que hemos logrado.

R. ¿Debe entenderse en este contexto que el Ecuador ha dejado el ALBA (Alianza Bolivariana para América)?

J. Sí, claro, eso es parte de ello. En primer lugar, hay que decir que con las dificultades económicas que está experimentando Venezuela, el impulso que ha tenido el ALBA ha disminuido de manera muy importante. Además, otros países que se han reunido en el ALBA también están experimentando grandes dificultades, por ejemplo Nicaragua. El año pasado, si me recuerdo bien, Ecuador dejó la Alianza. Con la nueva dirección neoliberal, el ALBA simplemente ya no tiene sentido para Ecuador y es por eso que el gobierno ha tomado esta decisión. 

R. El ejemplo del gobierno argentino de Macri muestra que sólo se necesitan unos pocos años para revertir el gran progreso que se construyó durante varios períodos gobierno de los Kirchners…

J. Estamos experimentando exactamente lo mismo ahora….

R. ¿Entonces, eso es coherente con la tendencia general que estamos viendo actualmente en América Latina, a la que se han unido Brasil, Chile y otros países?

J. Sí, es una tendencia en Sudamérica y digo Sudamérica porque veo a López Obrador en México con gran esperanza. Por eso no me refiero a toda América Latina, sino a América del Sur. La tendencia en Sudamérica que mencionas es una tendencia de derecha.

R. Este desarrollo es un tema importante, que naturalmente nos preocupa mucho. La razón de esta entrevista que te pedí era otra, pero esa información de fondo es importante. Estamos muy preocupados por la situación de Julian Assange. Con el nuevo gobierno en Ecuador, mucho ha cambiado para él también. ¿Cómo ves su situación en la embajada ecuatoriana en Londres?

J. Desafortunadamente, Assange tiene que adaptarse a una situación absolutamente nueva. Ecuador ha dicho formalmente que Assange puede permanecer en la embajada y disfrutar del derecho de asilo, pero bajo ciertas condiciones. Estas condiciones han cambiado mucho, se han endurecido. Por eso creo que la situación personal de Julián Assange en la embajada ecuatoriana en Londres se ha vuelto muy desagradable, porque ya no puede disfrutar de las pequeñas libertades con las que contaba. Probablemente se intenta presionar a Assange para que tome la decisión de dejar la embajada por él mismo. Si alguien ni siquiera es capaz de salir al aire libre durante unos minutos y tiene que permanecer sólo en una habitación muy pequeña todo el tiempo, entonces seguramente les gustaría afectar a esta persona internamente y destruirla.

R. Basado en mi información, él está mientras tanto completamente aislado, sólo puede recibir a muy pocos o a ningún visitante más, ya no tiene acceso a Internet. Parece que no recibe el apoyo médico que necesita. Rafael Correa, el ex presidente de Ecuador, llama las condiciones de vida bajo la cuales Julián Assange vive en la actualidad, de “tortura”.

J. Lo más seguro es que sean condiciones de vida muy difíciles para él, sí. 

R. Assange tiene la ciudadanía ecuatoriana, ¿puede ponerlo Lenín Moreno en la calle?

J. Formalmente no. No, no puede hacer eso. En primero lugar él es ciudadano ecuatoriano y ningún ciudadano ecuatoriano puede ser expulsado de su propia embajada. En segundo lugar, Assange tiene asilo del Gobierno ecuatoriano y si fuera puesto en la calle significaría una ruptura absoluta con las normas internacionales, con las costumbres internacionales, especialmente aquí en América Latina, donde reconocemos el derecho de asilo como uno de los bienes más elevados que hemos conseguido. Por eso creo que el actual gobierno ecuatoriano lo consideraría muy cuidadosamente antes de dar ese paso.

R. ¿Y es por eso que la táctica consiste en hacer su vida tan difícil que Assange decida de irse por sí mismo?

J. Podemos especular sobre eso. Sí, esa podría ser una de las razones.

R. ¿Es Julián Assange un tema en Ecuador, está siendo discutido o está siendo socavado por los problemas actuales del Ecuador y América Latina?

J. De vez en cuando se plantea el tema, pero hay que verlo en todo su contexto. Uno de los cambios que desgraciadamente experimentamos con el nuevo gobierno, que ya no es tan nuevo, ya que desde hace un año y medio está en el poder o un poco más. Todo el flujo de información de la prensa comercial, de la prensa hegemónica, va hacia los favores del gobierno y cierta información simplemente no se publica. La prensa oficial del país ejerce cierto tipo de autocensura y, por lo tanto, no se publica aquí lo que sucede con Assange o que hay diferentes movimientos que apoyan a Assange en muchos países. La población está muy mal informada, no tiene mucho acceso a los hechos y la mayoría de las veces sólo circulan noticias a través de las diferentes redes sociales. Pero el tema Assange aparece en las redes sociales de vez en cuando. Esto no es suficiente para que la población del país lo vea como un problema. Tenemos en Ecuador, debido a la situación histórica de la sociedad, tenemos problemas estructurales que nos ocupan constantemente y tal tema no es algo que se discuta todos los días. En algunos círculos el tema de Assange ya se ha tratado realmente, pero es una minoría absoluta.

R. ¿Los Estados Unidos han aumentado la presión sobre Ecuador o ha disminuido la voluntad del gobierno actual de resistirse a esta presión en comparación con el anterior?

J. Es difícil saberlo. Formalmente, la situación no ha cambiado. Hay muchos rumores de que desde la visita del vicepresidente Pence a Ecuador hace unos meses, la presión de los Estados Unidos para que dejen de conceder asilo a Assange ha sido muy fuerte. Eso no es, por supuesto, ninguna información oficial, ningún miembro del gobierno o de la embajada de los EE.UU. admite algo así. Pero después de esta visita cambió mucho en el tratamiento del asilo de Assange para peor.

R. Si he entendido bien, no hay presión dentro de Ecuador a Moreno para tratar mejor a Assange o para encontrar una solución humana al problema, entonces en realidad sólo la presión internacional puede ayudar. ¿Qué puede hacer la sociedad civil alemana para apoyar a Assange?

J. No sólo en Alemania, creo que es muy importante que se ejerza una presión muy fuerte, duradera y diaria. Solidaridad internacional con esta persona, que ahora se encuentra realmente en una situación muy difícil. En Alemania existe la posibilidad de hacer mucho por él. Presionar a los políticos alemanes para que ellos también presionen para que logren un cierto cambio, de modo que el Gobierno del Reino Unido tome un camino diferente. La presión internacional debe ser mucho mayor. Desde aquí tengo la impresión de que la situación de Assange no es un tema cotidiano, pero él la sufre todos los días. No veo otra manera que aumentar la presión de la solidaridad internacional y continuar ampliando las campañas en la medida de lo posible.

R. Con tu experiencia como diplomático, ¿cuál podría ser una solución? No puede quedarse en esta embajada para siempre, independientemente de cómo lo traten. El gobierno británico está decidido a arrestarlo cuando salga de la embajada. Oficialmente se le niega la extradición, pero se puede suponer que esto sucederá tan pronto como los estadounidenses emitan una orden de detención internacional. ¿Cómo podemos resolver este empate diplomático?

J. No veo muchas oportunidades. A menos que haya un cambio de gobierno en Gran Bretaña. Pero bajo el actual gobierno de la Sra. May, nada cambiará. La presión de Ecuador para seguir negociando ha disminuido mucho, mucho. Quizás si la situación sobre la discusión de Brexit en el Parlamento británico condujera a un cambio en el Gobierno británico y Jeremy Corbyn llegara al poder, se abriría una ventana para una salida, una forma digna de salir de este punto muerto.

R. Finalmente, me interesaría Jorge, si todavía fueras embajador de Ecuador en Berlín, ¿cómo actuarias, cuánto margen de maniobra tiene un embajador?

J. Me has hecho una pregunta muy difícil porque nunca querría ser embajador en esta situación. Un embajador tiene cierto margen de maniobra, pero, por supuesto, se ve obligado a seguir las directrices del Gobierno y yo estaría inmediatamente en contraposición con mis propias ideas sobre el Gobierno actual. Bueno, es difícil decir algo sobre eso. Pero estos pequeños márgenes podrían quizás ser utilizados inteligentemente, al menos hasta cierto límite. 

R. O puede ser que lo retiren como embajador o, como tu dices, que  renuncie porque ya no está de acuerdo con el gobierno en absoluto.

J. Precisamente.

R. Muchas gracias por esta interesante conversación y espero que no sea la única. Todavía hay muchos temas, lo que está sucediendo en Ecuador y América Latina, de lo que podemos hablar y nos gustaría mucho hacerlo en otra oportunidad.

J. Estoy encantado de estar dispuesto y gracias por esta oportunidad de hablar con ustedes y con Berlín. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.