En ocasiones, solemos enfadarnos y maldecimos
un día, porque las salpicaduras de un coche,nos
mancha la ropa, cuando deberíamos pensar, en
las maravillosas energías que mediante el universo,
actúan en nuestro planeta. Unas veces, lo envuelven
con la luz del sol, y otras cubren el cielo de preciosas
nubes, que mediante la evaporación de las aguas,
 de nuestros ríos, lagos y mares, nos la devuelven en
forma de lluvia, granizo o nieve, equilibrando de este
modo las fuerzas naturales del maravilloso ciclo
del mundo.
 
Bellezas tiene el cielo gris, maravilla hay en cada
gota de lluvia, e infinitos portentos encierran los copos
de nieve. ¿ Hablaríamos de olvidar todo esto, tan solo
porque no sucede a medida de nuestro gusto, que de
forma egoísta quisiera gobernar el tiempo?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.