En este verano regenera tu piel con la Manteca de Karité

0
188
manteca de karite
manteca de karite

La naturaleza posee dentro de sí misma todo lo que necesitamos para vivir llenos de salud y vitalidad. Con el pasar de los años hemos aprendido mucho más sobre ella y hemos encontrado propiedades curativas y regenerativas en los lugares más recónditos del globo terrestre. Una de estas misteriosas fuentes está en  África, allí podemos encontrar al famoso árbol Karité que significa “árbol de mantequilla”, y la razón por la que lleva este nombre es por la grasa que se encuentra en la nuez de este árbol.

Para ser más exactos en nuestro radar, el árbol de Karité se encuentra en África Central y su fruto es fuertemente comercializado en todo el mundo gracias a sus propiedades y características. La manteca o grasa de Karité que se obtiene de esta nuez es un producto altamente puro y rico en vitaminas A, D, E y F. A pesar de que termina siendo procesado, el producto casi siempre mantiene la naturalidad de la grasa original y es usado como hidratante, emoliente, cicatrizante y regenerador celular. Sus efectos sobre la piel son sorprendentes y se mantiene de primero en la lista de los cosméticos ecológicos.

Este árbol mide más de quince metros de alto, y te sorprenderá saber que su historia es bastante interesantes, el uso de la grasa de estas nueces producidas por este árbol datan incluso de tiempos anteriores a los de la bella Cleopatra. Así que si existen leyendas que afirman que una mujer como ella usó esta grasa entonces deber ser absolutamente increíble. Pero queda en ti corroborarlo. En este artículo te hablaremos un poco de sus propiedades.

Propiedades Nutricionales de la Manteca de Karité

En inglés a la manteca de Karité se le conoce como “Shea Butter” y a través de los años ha demostrado su eficacia para prevenir el envejecimiento de la piel, ¿Cómo lo hace? Pues bien, actúa sobre la piel recubriéndola con una capa invisible que evita por completo que esta se deshidrate. Además, también protege la piel de cualquier ente externo que quiera afectarla como por ejemplo: el viento, los rayos solares y los cambios abruptos de la temperatura.

La manteca de Karité está compuesta principalmente por ácido oléico en un 65%, que posee elementos fenólicos que actúan como antioxidantes y retardan el envejecimiento. Seguido de esto está el ácido esteárico en un 20%, ácido que contiene propiedades que sirven como agentes emulgentes y emolientes lo que añade una textura suave en las cremas que la componen y actúa como un hidratante dérmico. El otro 15% lo encontramos en el ácido linoleico, el ácido linolénico y el ácido palmítico, sustancias que nutren e hidratan la piel.

Pero también están los antioxidantes, como por ejemplo los tocoferoles de la vitamina E al igual que las catequinas (sustancia que solemos encontrar en el té verde). Y por si todo esto fuera poco, los últimos estudios revelaron que la grasa o manteca de Karité contiene alcoholes triterpénicos, los cuales poseen propiedades antiinflamatorias y pueden limitadamente absorber los rayos ultravioleta, así como también se ha encontrado lupeol una sustancia que inhibe las enzimas que destruyen las proteínas de la piel.

De hecho, algo interesante en la manteca de Karité es que estimula la producción de proteínas que regenera la piel. Por todo esto y más es que ha sido muy bien recibida en el mundo de la cosmetología y es la protagonista o el eje principal de un sin fin de productos. En sitios web que ofrecen cosmética natural online puedes encontrar una gran variedad de productos que contienen esta fantástica sustancia.

Beneficios sobre la piel en el verano

La manteca de Karité se destaca por permanecer muchas horas hidratándote la piel sin importar la zona en la que la hayas colocado, y gracias a su alto contenido de vitamina F mejora su elasticidad. Además de esto, es una excelente anti irritante algo que te favorecerá muchísimo si eres de esas personas que poseen una piel que se enrojece con facilidad. También previene la aparición de llagas.

Todo esto ya le hace merecedora de estar en tu bolso todo el tiempo durante este verano, pero existen un par de razones más para comprar manteca de Karité y es que previene el envejecimiento prematuro de la piel causado por el sol y los radicales libres al mismo tiempo que la mantiene hidratada evitando la pérdida de humedad. Además, la Manteca de Karité es ideal para ayudar a rehidratar la piel tras una larga exposición solar, incluso quemaduras solares, gracias a su acción regeneradora y re-hidratante.

Por esto y mucho más, la manteca Karité es una gran alternativa natural y saludable para cuidar y proteger la piel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.