La compañía estadounidense Ocean Inifnity ha hallado el submarino argentino ARA San Juan, que desapareció hace un año en el Atlántico. La nave fue encontrada a 800 metros de profundidad y a unos 600 kilómetros del centro de operaciones de la búsqueda inicial el 15 de noviembre de 2017, que duró cinco meses pero exploró solo la zona hasta 430 kilómetros de la costa. El submarino desapareció con 44 tripulantes a bordo durante un trayecto desde el puerto de Ushuaia al Mar del Plata.

El ARA San Juan ha aparecido, pero puede que los familiares de sus 44 tripulantes no lo vean nunca. Un año y un día después de perder contacto con la base naval de Mar del Plata, el buque estadounidense Seabed Constructor halló este viernes por la noche el submarino desaparecido a 907 metros de profundidad y 600 km de la costa de Comodoro Rivadavia (Chubut).

El ARA San Juan estaba a 15 kilómetros de donde se detectó en los primeros días de búsqueda la “anomalía acústica”, que siempre se pensó que era una explosión o bien una implosión.La zona donde reposa el ARA San Juan la rastrearon los equipos de 18 naciones -EEUU, Rusia, Gran Bretaña y España entre ellas- al principio de las labores de búsqueda, en noviembre del año pasado. “Todos los barcos internacionales pasaron por esa zona, incluso la Armada argentina y ninguno lo pudo detectar. No es fácil encontrar un submarino”, dijo este sábado el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad, en rueda de prensa en Buenos Aires.

Desde la capital, a cuatro horas por carretera de Mar del Plata, el funcionario vertió un jarro de agua fría sobre el alivio que supuso la aparición del submarino para los familiares pocas horas antes. El país no tiene medios para recuperarlo.”No teníamos medios ni siquiera para bajar a las profundidades del mar. Tampoco tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características”, sentenció.

La noticia indignó a las familias de los 44, repartidos entre el hotel Tierra del Fuego de Mar del Plata, su cuartel general este largo año, y la base naval, a quince minutos en coche. Del hotel, comenzaron a salir antes de que acabara el ministro varios familiares de la tripulación, con profundo dolor y rabia en los rostros.

“La intención nuestra es que lo refloten para ver qué es lo que hay adentro”, había dicho a los periodistas José Aramayo, portavoz estos días del grupo, antes de entrar a escuchar el parte del Gobierno y la Armada con sus compañeros. “Nuestro objetivo es que los saquen. En una de las reuniones que tuvimos con los directivos de la empresa nos dijeron que podían rescatar el submarino”, contó, después de conocer la noticia, Yolanda Mendiola, madre de uno de los oficiales.

El jefe de la base naval de Mar del Plata, adonde nunca regresó el ARA San Juan, mostró a los familiares las tres fotografías del submarino que la juez del caso ha autorizado enseñar.

El capitán Gabriel Attis informó tanto a los familiares que estaban en el hotel como a los que se congregaron frente al recinto militar. Al Tierra del Fuego llegaron varias ambulancias poco antes, por si había que atender a alguna de las esposas, hijos, tíos y abuelas de los 44 desaparecidos en el fondo del mar argentino.

“Se ha dado identificación positiva al ARA San Juan”. Con esta frase, el Ministerio de Defensa y la Armada argentina pusieron este viernes por la noche (madrugada del sábado en España) fin a un año y un día de la misteriosa desaparición del submarino con 44 tripulantes a bordo.

El Seabed Constructor lo encontró con la ayuda de un minisubmarino tras detectar un objeto de dimensiones similares en su camino a Sudáfrica, adonde se trasladaba para someterse a unas reparaciones.Por la mañana de ese mismo día, la Marina sorprendió a todos con el anuncio de que el buque estadounidense iba de camino hacia ese “punto de interés” del tamaño del ARA San Juan, con 60 metros de longitud.

La pista no era nueva, simplemente volvieron a analizar un material recuperado durante los primeros días de búsqueda del submarino en noviembre pasado.Justo el jueves, la empresa estadounidense suspendía sus tareas para mandar su buque a Sudáfrica por reparaciones.

La búsqueda del ARA San Juan se frenaba precisamente en el aniversario de la desaparición sin rastro de 43 hombres y una mujer en el Atlántico Sur. La empresa estadounidense Ocean Infinity cumplía ese día los 60 días de contrato que firmó con el Gobierno de Mauricio Macri. El ejecutivo negociaba su vuelta en febrero, pero no había ninguna certeza al respecto.

Los familiares de los submarinistas pidieron de nuevo el jueves, en la ceremonia oficial del aniversario, que no se dejara de buscar a sus seres queridos y criticaron a Macri porque consideraban que había vuelto a abandonarlos con la suspensión de las pesquisas. El homenaje, en la base naval de Mar del Plata, transcurrió sin incidentes, pero las familias dejaron claro que querían una ley que les asegurara que nunca se cesaría en la búsqueda de sus esposos, hija, hermanos y sobrinos.

El Gobierno argentino ha declarado luto nacional. En Mar del Plata, el Festival Internacional de Cine queda por segundo año consecutivo teñido del dolor de todo un país. La ceremonia de entrega de premios y clausura, que tendrá lugar esta tarde, será más austera “a tono con la situación que atraviesa la ciudad y toda la nación”, explicó a este periódico una portavoz del certamen. Se hará referencia a los 44 y se manifestará solidaridad con sus familiares.

“De la misma manera en que hace un año lo seguimos con preocupación y angustia por el destino de los tripulantes del ARA, ahora lo haremos con dolor y abrazando a los familiares y a la ciudad, en una ceremonia breve, protocolar, para cumplir con la formalidad que implica un festival internacional de clase A”. Mar del Plata, la gran ciudad balneario de Argentina, ayer soleada, hoy no deja de llorar por los 43 hombres y una mujer que no volverán a pisar sus playas.

El ARA, en Mar del Plata, cuando no se imaginaba tamaña tragedia. Foto: canal 13 .cl

(Con información de Vanguardia.com y el mundo.es)

Casco del ARA San Juan está completo pero abollado y deformado

Pese a las turbulencias, los especialistas que
encontraron al desaparecido submarino argentino ARA San Juan, seguirán en
las próximas horas recolectando imágenes mientras aún no se confirma si se
podrá o no reflotar.

En rueda de prensa, el ministro de la Armada, Oscar Aguad, ratificó la
noticia del hallazgo de la mole de hierro sumergible, en tanto el
vicealmirante José Villán, confirmó que se encuentra exactamente a 907
metros de profundidad y sus partes desprendidas del casco están en un área
de 80 por 100 metros.

La ubicación exacta es muy próxima del informe que se diera a conocer el
año pasado sobre evento anómalo singular, corto, violento y no nuclear
consistente con una explosión, tres horas después de que el submarino
perdiera el contacto.

“Podría haber implosionado cerca del fondo”, confirmó por su parte Enrique
Balbi, exvocero de la Armada, quien presentó imágenes a la prensa del
sumergible, cuyo caso resistente está en una sola pieza, pero deformado y
abollado hacia el interior producto a la presión externa.

Tras reafirmar que hay turbulencias en la zona, Balbi resaltó que durante
varias horas se estarán haciendo varios mapeos tipo mosaico de alta
definición en forma acústica que darán cifras de cuantos escombros y
dimensiones tiene la mole de hierro, que apareció justó un año y dos días
después de su último contacto.

Sobre los tubos lanza torpedos explicó que “está desprendido”, pero “no se
ve la sección de proa de libre circulación”.

El ministro de Defensa por su parte señaló que Argentina no tiene los
medios necesarios, ni tan siquiera para bajar a las profundidades del mar,
ni AUV ni ROV (vehículos operados a distancia) ni equipamiento para extraer
un buque de estas características.

Por otro lado, señaló que muchos barcos pasaron por el área y nunca lo
pudieron detectar. La empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada para
hallarlo, tenía libertad, para que lo buscara, dijo.

En los últimos dos días, agregó, por indicación de la familia y de la jueza
al frente del caso, el barco fue 200 millas más al norte a buscar un punto
donde se decía que habían escuchado ruidos de casco.

Se verificó y no se encontró nada. Y el día 15 a la noche, volviendo del
acto del primer aniversario de la desaparición del San Juan, me comunicaron
que la empresa, que ya regresaba a Sudáfrica, revisando toda la cartografía
que tenía, encontró un punto de sumo interés.

Mientras los familiares, visiblemente conmovidos, lloran y se envuelven
otra vez de dolor pero con la paz de haber encontrado a sus seres queridos,
los especialistas continuarán trabajando para acumular más datos.

“Se va a decretar duelo nacional, es una decisión a pedido del presidente
Mauricio Macri”, resaltó Aguad.

(Con información de Prensa Latina)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.