ENRIQUE PEÑAN NIETO NI EL PRI TIENEN NADA QUE CELEBRAR EN  EL 98 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN DE 1917 EN MÉXICO, AFIRMA LEGISLADOR FEDERAL DE OAXACA.

IMG_2145HUGO JARQUÍN

  • Desde que llegaron  los gobiernos neoliberales, priístas y panistas, han destruido sus ejes esenciales
  • Han quedado desprotegidos los trabajadores del campo, de la ciudad; los obreros, los maestros, y ahora nuestras riquezas naturales
  • Desde la izquierda debemos trabajar por la unidad, ganar el mayor número de posiciones en la Cámara de Diputados que nos permita revertir la derechización del país

El presidente Enrique Peña Nieto y su partido, el PRI, serían unos cínicos si pretenden este 5 de febrero “celebrar” el 98 aniversario de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, afirmó el diputado federal del PRD, Hugo Jarquín, quien recordó que el desmantelamiento de nuestra carta magna inició cuando se reformó el artículo 27 que legalizó el despojo y la privatización del ejido.

“Qué puede festejar, qué puede decir Peña Nieto sí desde que llegaron  los gobiernos neoliberales, priístas y panistas, han destruido sus ejes esenciales; han quedado desprotegidos los trabajadores del campo y de la ciudad; los obreros, los maestros, y ahora nuestras riquezas naturales están al asecho de la voracidad del capital trasnacional”, aseveró.

La reforma energética, es sin lugar a dudas la mayor afrenta para a aquel texto que fue sancionado en Querétaro en 1917, pues dijo, “lamentablemente la mayoría priísta y panista en el Congreso de la Unión, decidieron retroceder en la historia, concesionando el subsuelo de la nación a las grandes potencias petroleras internacionales”, apuntó.

Afirmó que el gobierno peñista es el eslabón que cierra el proceso destructivo del régimen constitucional que enterró el nacionalismo revolucionario que de una u otra manera defendió los principios de la revolución mexicana y que “ahora sólo es una efemérides que pretenden eliminar  también del calendario cívico”.

El también Secretario General del PRD en Oaxaca, recordó que ya antes, los gobiernos priístas habían reformado el artículo 27 en 1991; ahora, el nuevo PRI, ha decidido acabar de destruirlo, de desmantelar otros pilares de aquella Constitución  como lo fueron los artículos 3, relativo a la educación, y el 123, sobre los derechos y garantías de los trabajadores.

Jarquín dijo estar seguro que ni el gobierno ni el PRI van celebrar nada porque este “nuevo PRI” no tiene nada que ver con los regímenes posteriores a la gesta revolucionaria, ni con los gobiernos que le dieron vida al Partido Nacional Revolucionario, al Partido de la Revolución Mexicana, ni al PRI de Plutarco Elías Calles de 1946, y que con Carlos Salinas de Gortari inició de lleno su destrucción.

En tal sentido consideró que la oposición de izquierda no debe quedarse sólo en lamentaciones y señalamientos, sino que debe trabajar para hacer un lado sus diferencias, unirse, convencer al electorado y lograr ser mayoría, porque mientras esto no suceda, el PRI, el PAN y sus partidos comparsas, seguirán echando al basurero de la historia cada uno de aquellos artículos  derivados de lo que fue el acontecimiento político y social más importante del siglo XX en México.

Dijo que de cara a las elecciones, todas las expresiones políticas al interior del PRD “debemos trabajar por la unidad, para poder ganar el mayor número de posiciones en la Cámara de Diputados junto con el resto de las fuerzas de izquierda que nos permita revertir la derechización del país, la entrega de nuestras riquezas naturales y volver a impulsar un  régimen social ejemplar que proteja los derechos de los y las trabajadoras”, terminó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.