Es posible que los términos error y temor no sea una
casualidad etimológica, para que se parezcan tanto.
El error, nos produce terror, también vergüenza y culpa.
Bajamos la mirada, y nos reprochamos no haber sido
capaces de acertar, de escoger la opción correcta…
 
Desde pequeños, hemos vivido en una sociedad que
premia el acierto y penaliza el error.Cuando nos
presentamos a un examen, si acertamos las respuestas
sumamos, mientras que los fallos no cuentan.El error
para nuestro sistema educativo, es estéril y vacío, nada
se puede sacar de el. Nuestro miedo a equivocarnos, se
traduce a menudo, en miedo a decidir.Si no decidimos
no fallamos, y si no lo hacemos, no nos podemos hacer
reproches ni nos sentiremos culpables.
“Crecer es aprender, y aprender es equivocarse”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.