Cuando por diversos motivos te sientas confundida,
piensa en los árboles. Ellos han de estar equilibrados,
sus copas y raíces, han de tener las mismas medidas,
de ese modo evitarán ceder ante la fuerza del viento.
 
¡Has de estar en los asuntos y sobre ellos!!
 
Cuando ante ti, se abran varios caminos, y no sepas
cual de ellos recorrer, no tomes uno al azar, siéntate
y espera, respira del mismo modo que lo hiciste cuando
viniste al mundo y no te distraigas…
 
¡Espera, quédate quieta y escucha tu corazón!!
Cuando te hable, levántate y ve donde el te lleve.
Seguro que lo harás por el camino más idóneo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.