… como respuesta a la llegada de la derecha al gobierno andaluz, gracias al acuerdo con el partido ultraderechista VOX.

Andalucía será gobernada a partir de mañana por la derecha (Partido Popular más Ciudadanos) con el apoyo de los 12 votos del partido ultraderechista VOX. Juan Manuel Moreno Bonilla del PP, un político con poco carisma, presidirá la Junta.

Esta unión de fuerzas ha permitido que el Partido Popular haga gobierno con Ciudadanos y desbanque a los socialistas que llevaban casi cuatro décadas en el poder; pero no dependerán de VOX solamente para la investidura sino que necesitarán sus votos para cada medida que quieran aprobar en el Parlamento.

Los acuerdos entre los tres partidos han puesto en tela de juicio –por exigencias de VOX- las leyes contra la violencia de género, los derechos del colectivo LGTBI o de los migrantes, entre otros.

Ello ha hecho que saltaran todas las alarmas y hoy, día 15 de enero, coincidiendo con la primera sesión de investidura en Andalucía, se ha convertido en una jornada reivindicativa que ha sacado a la calle a decenas miles de personas en todo el Estado español.

La convocatoria, aunque no llegaba firmada, ha estado promovida por más de 170 colectivos de mujeres, LGTBI, migrantes y defensores de DDHH. Entre ellos, estaban el Partido Socialista y Unidos Podemos En Comú En Marea.

En el caso de Madrid, la portavoz en el Congreso de los Diputados del PSOE, Adriana Lastra, junto a otras diputadas de su grupo, declaraba ante los medios presentes en la madrileña Puerta del Sol: “Lo que le queda claro a esos partidos que vienen con esos discursos que quieren retrotraernos cuarenta años atrás es que ¡no vamos a dar ni un paso atrás!”. Acerca de la posición de Ciudadanos (partido que apoyó en su momento al Partido Socialista) y que hoy acepta el acuerdo con VOX, Lastra explicaba “Es una vergüenza que un partido que firmó el Pacto Contra la Violencia de Género no esté aquí hoy en vez de estarse manifestando aquí, con nosotras, defendiendo al movimiento feminista, defendiendo a las mujeres de este país, esté pactando con ese partido [VOX] que niega la violencia de género, que dice que las mujeres somos inferiores a los hombres, o que pretenden cercenar los derechos del colectivo LGTBI. Ciudadanos no es ese partido que nació hace unos años que decía que era socialdemócrata, que luego decía que era liberal y ahora pacta con la extrema derecha; una extrema derecha que es homófoba, machista, y anti europea y tendrán que explicarlo a los ciudadanos y especialmente a las ciudadanas”.

Nuestros derechos no se negocian’,  ‘Madrid será la tumba del machismo’, ‘Basta ya de justicia patriarcal’, ‘Vox escucha el pueblo está en la lucha’, ‘No es no, lo demás es violación’, ‘Estoy hasta las tetas de hacerte las croquetas’, han sido algunos de los esloganes escuchados en Madrid. Unos más serios y otros más lúdicos, pero todos respondiendo al espíritu que crece en todo el país azuzado por las circunstancias, un sentimiento de resistencia que se puede sintetizar en ese ¡Ni un paso atrás!.


Periodista y narradora de documentales, es editora y redactora de Pressenza para España, y activista humanista.

1 COMENTARIO

  1. Es claro que los partidos políticos mayoritarios que han firmado la plena alianza con el feminismo de género dicen ni un paso atrás en el establecimiento de una sociedad sexista, por hembrista, femicéntrica y misándrica, y se reafirman en no dar ni un paso atrás en la violación de los derechos humanos de los hombres, ya que las desigualdades y discriminaciones que estos sufran les dan igual. Tendremos que avanzar a nivel ideológico, cultural, social y político fuera de este modelo errado para llegar a una igualdad justa y armónica entre hombres y mujeres, superando los graves defectos y errores de la tiranía violeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.