Muy buenos días.

El artículo “Europa no ve a los hombres” incluye gráficas, bases de datos y links a otras páginas web que presentan problemas de edición al intentar copiar directamente la versión original.

Es por ello que he preferido incluir en esta entrada una versión estilo carta al director del mismo, mucho más abreviada y carente de los elementos de más difícil manejo para el editor de textos, junto con un archivo adjunto en el que puede descargarse la versión completa de “Europa no ve a los hombres”, con todos los elementos complementarios mencionados, los cuales resultan fundamentales para tener una visión exacta y basada en la estadística de la grave discriminación laboral masculina que se denuncia en este artículo.

Atentamente, el autor:

Gustavo Revilla Olave.

Europa no ve a los hombres (versión breve o de carta al director)

Tras las elecciones europeas destaca el valor central que la discriminación femenina y la reivindicación feminista correspondiente han tenido para los candidatos españoles. De hecho y precisamente por considerarse como un insulto machista las declaraciones del señor Arias Cañete indicando que debatir con una mujer es complicado porque mostrar superioridad intelectual parece machista, han tenido un relieve especial.

Sin embargo ningún candidato reivindicó a favor de los hombres cuando en plena campaña se produjo el trágico accidente minero en Turquía en el que murieron repentinamente más de 300 hombres. No analizaron esta tragedia como un caso de discriminación sexual contra los hombres, pese a lo mucho que dicen desear la igualdad.

Ni siquiera el Sr. Willy Meyer, candidato por la Izquierda Plural, que en sus discursos de campaña recordó como la mayoría de los directivos de las empresas del Ibex-35 son hombres, mencionó con una actitud mínimamente igualitaria y justa, que la mayoría de los accidentes laborales mortales los sufren hombres también, superando el 95% de las víctimas en los últimos años. ¿Sucedería lo mismo si las trescientas muertes hubiesen sido sufridas por mujeres, en un contexto de accidentabilidad laboral preferentemente femenino? No lo creo. Entonces sería algo inaceptable y nos lo habrían hecho saber.

Para nuestros dirigentes los hombres somos ciudadanos de segunda categoría y merecemos menos consideración y apoyo. Ocultan la discriminación que sufrimos no mencionándola, ni siquiera cuando nos encontramos ante los ejemplos más graves, porque saben que eso nos acercaría a la auténtica igualdad entre los dos sexos, algo que pone en serio peligro el repugnante hembrismo al que defienden.

Europa no ve a los hombres (artículo)

 

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.