Fernando Torres: retiro hacia la eternidad

0
52
Fernando Torres se retira del fútbol profesional a los 35 años de edad. Foto: Selección Española de Fútbol/ Twitter.

El 29 de junio de 2008, en el estadio Ernest Happel de la ciudad de Viena, España, tenía ante sí una nueva posibilidad de conquistar el mundo del fútbol a nivel de selecciones.

Ahí empezó todo y fue él, frente a la poderosa Alemania de BallackPodolskiKlose y Lahm. España siempre era favorita, pero en cada gran cita se quedaba por debajo de sus posibilidades.

Hasta un momento preciso. Hasta que él dijo presente. Xavi recibió en el medio del campo, Fernando Torres tiró el desmarque y el centrocampista filtró el balón. Lahm se le puso por delante y la acción parecía perder peligro. Pero Torres fue más listo y ante el descuido del lateral del Bayern de Munich ganó la posición y se encaró con Lehmann.

La imagen en cámara lenta pasa por la mente de todos los que recordamos ese partido. El guardameta se tiró al balón. Error. Torres la picó, dos botes y la esférica pasó la línea de gol, como él mismo rememorara, patinando y acabando dentro, “muy pegadito al palo”. España, luego de 44 años, estaba a punto de conquistar el fútbol europeo una vez más. Era el minuto 33 del choque y, aunque quedaba tiempo, nada lo impediría.

Fueron los mejores años del “Niño” como futbolista. Después las lesiones se empeñaban en cortar su fútbol y los fanáticos no lo veían igual. No importaba. Sudáfrica estaba en el horizonte. Y él más que nadie se merecía estar allí. Además, tenía que estarlo. Los primeros partidos no fueron bien y, para la final, formaba parte de los jugadores de la banca.

El choque contra los holandeses se tornaba difícil y el tiempo extra parecía un trámite para llegar a los penales. Al minuto 106 sintió el llamado de Del Bosque, quien siempre había confiado en él. Entró por Villa y participó del gol. Diez minutos después, al 116’, cuando las vuvuzelas fueron insignificantes y el grito más hermoso del futbol retumbó en las paredes del Soccer City de Johannesburgo.

Era el gol de Iniesta, el de Jarque y el que esperaba todo un país, era también la anotación de Torres, que lo bautizó como el “el gol de todos”. A dos minutos del final se rompió, se fue al césped. Sabía de ese riesgo, pero no le importaba perder años de trayectoria con tal de asistir al mundial. La lesión más feliz de su carrera. Iba a ser campeón del mundo. Y lo fue.

Fernando Torres es uno de los mejores futbolistas ibéricos de todos los tiempos. Foto: Marca.

En la Eurocopa de Ucrania y Polonia, en el 2012, confirmó su idilio con las finales, su romance con Europa y su facilidad para vencer a grandes porteros. Una vez más partió desde la banca en la final –ya no era el Torres de antes– y, como en un deja vu, recibió nuevamente entre líneas un balón de Xavi Hernández. Vano esfuerzo de Buffón y la pelota directo a mecer las redes, a ser partícipe del baile que la Furia Roja le daba a Italia, del último gran performanceque se recuerda de la selección española.

Torres, junto a la mejor generación de futbolistas ibéricos de todos los tiempos, abrió y cerró el paréntesis más glorioso de la Roja y uno de los periodos más relevantes de la historia del más universal de los deportes.Ídolo del Atleti y conquistador de Anfield, el “Niño” sumó a su palmarés con la selección una Champions con el Chelsea y dos títulos de Europa League, una con Los Blues y otra con Los Colchoneros.

Hoy nos levantamos con la noticia de que se terminó, porque los años pasan, porque el retiro le llega a todosLos detalles, los goles y las palabras de compromiso y respeto son el legado de un hombre de 35 años que lo dio todo en la cancha. En Japón tuvieron la posibilidad de verle por última vez como profesional, pero nosotros, como aficionados al fútbol, tenemos la dicha de poder recordarlo toda una eternidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.