PARÍS (Reuters) – La policía francesa ha abierto una investigación para determinar el paradero del presidente de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), después de que su esposa denunciara su desaparición tras viajar a su China natal la semana pasada.

La mujer del director de la Interpol, Meng Hongwei, contactó con la policía en Lyon, la ciudad francesa donde tiene sede la agencia, porque no tenía noticias de su esposo desde que viajó a China el 29 de septiembre, dijeron fuentes policiales.

La radio francesa Europe 1 informó de la investigación en primer lugar.

Las llamadas a una portavoz de la Interpol no fueron respondidas.

La principal función de la Interpol es aportar un mecanismo para que las fuerzas policiales de diferentes países puedan comunicarse entre ellas para intercambiar información sobre sospechosos para su busca y captura.

Meng ocupó varios cargos en China, incluido el de viceministro de seguridad pública.

Fue nombrado presidente de la Interpol en 2016. Los grupos de derechos humanos expresaron su preocupación en su momento por la posibilidad de que Pekín intentara utilizar el cargo de Meng en el organismo para perseguir a disidentes en el extranjero.

Pekín lleva años intentando obtener ayuda de países extranjeros para arrestar y deportar a China a ciudadanos acusados de delitos como corrupción y terrorismo.

Reuters no pudo contactar de inmediato con el Ministerio de Seguridad Pública de China para comentar la situación.

(Información de la redacción de París y Catherine Lagrange en Lyon; escrito por Ingrid Melander; editado en español por Carlos Serrano)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.