El karma es una ley cósmica de retribución, o de causa y
efecto. Acumulamos buen o mal karma con nuestros actos,
mediante las palabras e incluso los pensamientos.
Quien utiliza el lenguaje para maldecir o difamar a otros.
acabará recibiendo el mismo trato…
Los pensamientos negativos son un bumerang; si desconfiamos
de todo el mundo, acabaremos atrayendo desconfianza hacia
nosotros; si envidiamos y deseamos el mal a terceros, jamás
seremos merecedores del afecto o cariño ajeno.
Las personas alegres, generosas y con buenas intenciones
suelen estar rodeadas de amigos, mientras que las retorcidas
y rencorosas, disfrutan de poca compañía.
Las personas con karma negativo, suelen atribuir lo que les
ocurre a la mala suerte o la vileza de la especie humana.
¡Hay que cultivar flores en lugar de malas hierbas!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.