MG_48121-600x832Fotos 1, 3 y 5: Pablo Linares/ Fotos 2 y 4: Paula Aiello

Por Mariano Quiroga

Un estadio lleno de jueces, abogados y militantes interesados en la situación actual de la justicia en Argentina, son el mejor síntoma y prueba fehaciente de la importancia que tiene el tema para los ciudadanos.

La jornada organizada en la Universidad Nacional de La Matanza “La sociedad le habla a la justicia” el martes 14 de mayo fue un reflejo de la profunda vocación de democratización del poder judicial que tiene la Argentina. Como bien dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el acto de cierre del evento “más que hablarle, la sociedad está interpelando a la Justicia”. E hizo mención de las manifestaciones abundantes que reclaman, justamente, la ausencia o lentitud de esta.

timthumb

Cuatro referentes de la lucha contra la impunidad, la desidia y la impericia de la justicia argentina se dieron cita en la mesa que precedió a la presidenta de estado. Sergio Burstein, familiar de una víctima del atentado terrorista que hizo pedazos la AMIA en 1994 y que continúa impune. Como la búsqueda interminable de Marita Verón, que lleva adelante Susana Trimarco, que busca incansablemente a su hija, secuestrada para ser utilizada por las redes de trata de personas, condenadas a la prostitución. Ella fue muy clara “No les tenemos miedo”, dijo a un auditorio de miles de ojos que la miraban con absoluta atención. Pese a que el trabajo de 11 años recopilando pruebas y testimonios para encarcelar a los captores y proxenetas de cientos de chicas se fuera por la canaleta por las malas artes de jueces sospechados y parciales que desestimaron todo el trabajo realizado por la presidenta de la Asociación María de los Ángeles.

También hablaron Pablo Ferreyra, para referirse a la necesidad de seguir avanzando en la democratización de un poder lento y corporativo, y Estela de Carlotto, dirigente de las Abuelas de Plaza de Mayo y gran conocedora de los bloqueos de la justicia en favor de los poderosos, fomentando la impunidad. Pero todos manifestaron la esperanza de que todo esto se revierta por el compromiso de buena parte del poder político y el acompañamiento de las nuevas generaciones para terminar con los favoritismos y  la injusticia.

timthumb (1)

El discurso de la Presidenta de los argentinos

Cristina Fernández hizo referencia a la necesidad de profundizar las transformaciones, para lo cual sería necesario reformar la Constitución. Pero que bastaría por comenzar con los 6 proyectos que presentara el Poder Ejecutivo y que están debatiendo en las cámaras legislativas. Dijo que “esos 6 instrumentos no son la panacea”, pero que tienen la intención de que “sirva, precisamente, para que los 3 poderes del Estado puedan funcionar, no en beneficio propio, sino en beneficio del conjunto de la sociedad”.

La presidenta argentina también hizo referencia al poder de los grupos mediáticos que controlan una parte de la justicia y que se oponen a toda propuesta constructiva que venga del gobierno nacional. Y dio ejemplos de este funcionamiento corporativo como la parálisis de la aplicación de la Ley de Medios, a través de medidas cautelares, de las cuales hay jueces que han dado lugar a “20 mil cautelares venidas de los mismos dos o tres estudios jurídicos”. Habló de la necesidad de que no sean jueces los que juzgan a los jueces, así como se abolió que sea un tribunal militar el que juzga los delitos cometidos por militares.

timthumb (2)

También tuvo palabras cargadas de valores morales “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a vos”, llamando a sus partidarios a no responder con la misma moneda del desprecio y la violencia con la que actúan ciertos referentes de la oposición política y/o mediática. Y también dio su punto de vista sobre la discusión y el disenso: “Yo quiero agradecer profundamente la labor llevada a cabo por académicos, por legisladores, camaristas, juristas, periodistas que han intervenido arduamente y pasionalmente en este debate. No le tengan miedo a la discusión pasional. Yo desconfío de esos a los que les da lo mismo que llueva, haga frío o haga calor. A mí me gusta la gente que siente las cosas, que discute, que debate; me gusta la gente, inclusive, cuando dentro de nuestra propia fuerza, se debate y se discute con amigos, con compañeros, que por allí tienen una visión diferente y que, finalmente, podemos articular algo en común. El valor del disenso no es pelearse, el verdadero valor del disenso es poder superar las diferencias y acordar en las cosas importantes. La pelea por la pelea misma, no sirve. Al contrario, separa, desune”.

Cerró su discurso hablando de la legitimidad de llevar a cabo las propuestas que llevaron al poder a un gobierno electo y que no abandonar la pelea contra las corporaciones que se oponen al bien común forma parte de hacer crecer la justicia. Desde “el corazón de la patria”, como definió a La Matanza, hizo un último llamamiento: “queremos una Justicia que con rigor acometa contra las corporaciones que han devastado el país, que han saboteado el país, que han saqueado el país o se han apoderado de su patrimonio. Cómo no van a poder hacerlo si hay una sociedad entera que reclama Justicia, que reclama igualdad y que reclama legitimidad, démosela, se la merecen en nombre de toda nuestra historia.  Gracias a los que han perdido a sus hijos y siguen luchando, gracias a los que han perdido un familiar y siguen adelante, son un ejemplo para todos los argentinos”.

timthumb (3)

 

Escritor y poeta argentino. Ha trabajado para diferentes medios gráficos, radio y televisión. Compagina la escritura con labores de videasta. Activista social permanente, su obra es el reflejo de una búsqueda más transformadora que estética.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.