Con todos los presentes de pie, Streep tomó la palabra: “Hollywood avanza gracias a los extranjeros y a los que llegan de afuera. Si los echamos a todos, no tendremos nada para ver más que fútbol y artes marciales combinadas, que no es un arte. (…) El trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de otras personas que son distintas, para que se los conozca. Aquí hay grandes actores que han interpretado grandes papeles, pero este año ha habido uno que me ha conmovido: ese momento en el que la persona que va a sentarse en el asiento más preciado de este país se rió de un periodista discapacitado. No fue en una película, sino en la vida real”, siguió, ante la mirada atenta de sus pares.

“Ese instinto de humillar. La falta de respeto y la violencia incitan a la violencia”, expresó en otro tramo de su discurso. “Cuando los poderosos usan su posición para maltratar a otros, todos perdemos”, indicó, para luego aconsejar: “Todos debemos ayudar a los periodistas porque los vamos a necesitar”.

Luego, antes de que el teatro estallara en un aplauso, recordó a su amiga Carrie Fishercon una frase que la ex Princesa Leia le dijo alguna vez: “Tomá un corazón roto y hacé arte”.

(Con información de La Nación)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.