Por: Thalia Fuentes Puebla

Los vínculos entre Cuba y España se remontan a tiempos antiguos, cuando un conquistador tomó tres calaveras y se dirigió en busca del nuevo mundo. A decir de Cristóbal Colón, Cuba era la tierra más hermosa que ojos humanos habían visto; sin embargo, este no ha sido el único español con este criterio.

Miguel Ángel Alvelo Céspedes, nacido en la isla caribeña, y actual presidente de la Asociación de Cubanos en Madrid (ASICUBA) defiende Cuba en cada rincón; estudia el contexto de la isla y apoya las relaciones entre ambos países. Habla de lo que significa Fidel, de sus vínculos y de España con la mayor de las Antillas, de sus libros y de sus consideraciones como emigrante sobre el nuevo proyecto de Constitución de la República de Cuba.

-¿Cuba o España? ¿Por qué?

Empiezo recordando a dos grandes de nuestra Cultura, el poeta y escritor, Nicolás Guillén con su obra “Sóngoro cosongo” (1931), y Miguel Barnet con su novela “Gallego” (1983).

En mi caso, nunca he olvidado mis orígenes. He vivido en Canarias, Madrid, Galicia, y siempre he buscado ese cuadro paisajístico tratando de hacer una comparación con mi Cuba, reconozco que la nostalgia me puede a pesar de tantos años. Cuando me preguntas Cuba o España, ambas representan un apellido en mi ser.

Hablar de España es Galicia, la tierra de mí padre, donde reside hoy, su pueblo Taboada (Lugo), una zona rural ganadera, rodeada de verdes prados, con sembrados de castaños y robles, donde la curiosidad conjuga con una pregunta, ¿Cómo estos gallegos hicieron para salir de pequeñas aldeas en el monte rumbo e ir a una isla del Caribe?

Y entonces, reproduzco en mi cabeza, una foto de mi abuelito con una maleta de cartón montando en un barco y es que esta historia se repite en cualquier parroquia de Galicia relacionada con la emigración. Hoy en Galicia tengo más de cincuenta primos, podrá imaginar mi arraigo también por esta tierra gallega, que por cierto es la más cercana a Cuba dentro de España, por los motivos antes explicados.

Querría recordar también a todos los gallegos fallecidos en Cuba. El pasado año, fui uno de los condecorados con la Enxebre Orden da Vieira, en el Antiguo Centro Gallego de La Habana. Un nutrido grupo llegó a la isla, teníamos curiosidad o nostalgia por visitar en el Cementerio de Colón, el panteón de Naturales de Galicia. Allí descansan aproximadamente 200 mil gallegos.

Hoy en Cuba, según el censo del Gobierno de Galicia, hay cerca de 40 mil gallegos, divididos entre originarios, hijos y nietos. Actualmente, se amparan en la Ley de Memoria Histórica cerca de 150 mil personas, como nacionalizados españoles.

No debemos olvidar que tanto la guerra de Independencia, como la Revolución Cubana tuvo una amplia representación de hijos de españoles, empezamos por José Martí, el general Francisco Villamil, hasta llegar a la Revolución con un pequeño listado de mártires, como Frank País, hijo de emigrantes gallegos del Ayuntamiento de Marín( Pontevedra), cuyos padres fundaron la primera Iglesia Bautista en Santiago de Cuba; la familia Ameijeiras; José Luis Tasende; los hermanos Casas Regueiro; Carlos Rafael Rodríguez; José Ramón Fernández-apodado gallego Fernández; el padre de Camilo Cienfuegos que era de Pravia Asturias; la familia Castro de Láncara (Lugo), hasta el mimso Díaz-Canel que tiene una descendencia asturiana del Ayuntamiento de Castropol. Considero que la emigración es un viaje de ida y vuelta.

 – En una entrevista anterior asegura que el libro “Manuel Fraga, un gallego cubano y Fidel Castro, un cubano gallego” es un libro apolítico. ¿Por qué hace referencia a su libro de esa manera?

Como bien dije y mantengo, quise hacer algo con una frescura diferente, no con el morbo de la confrontación que muchos deseaban, y doy gracias por no pedir un solo euro a nadie, porque sabía que haciéndolo iba a ser un poco “esclavo”, ya que las editoriales juegan en esa línea muchas veces.

Mi objetivo era unir a dos figuras antagónicas ideológicamente, pero con una visión de estado, y un liderazgo ausente hoy; reflejar su ligazón por medio de los sentimientos por Galicia y Cuba, y sus recuerdos familiares.

En realidad, es un libro de retazos históricos, cuya misión fue unir más Galicia y Cuba, y por supuesto España, sin olvidar que, a través de la historia familiar de Fidel y Fraga, se representa la historia de tantas familias de la emigración.

-¿Qué ha significado la figura de Fidel en su trayectoria profesional y en su vida personal?

Los nacidos dentro del proceso de la Revolución tuvimos cada uno nuestras propias experiencias, siempre acostumbrados a ver la figura del líder la Revolución Fidel Castro, como el hombre que luchó por preservar como primer eslabón la independencia de Cubaprimordial para cualquier pueblo digno.

Para mí en lo personal Fidel fue la figura que, con sus virtudes y defectos, supo echar andar un proyecto social que necesitaba Cuba con urgencia, por eso triunfa la Revolución, obviamente.

Fidel acompañado de un equipo de personas, desarrolló por un orden lógico de prioridad, primeramente, un sistema de salud para todos, y después, en 1961, por la necesidad del pueblo de saber leer y escribir, nace La Campaña Nacional de Alfabetización y posteriormente se funda el Ministerio de Educación. Voy a responder con otra pregunta, ¿sabe cuándo me acuerdo de Fidel, de su ejemplo con intensidad?

Corría el año 2001, y tomo la decisión de residir en la Isla de Lanzarote (Canarias). Llevaba la ilusión, en mi equipaje y unos libros de la Facultad Comandante Manuel Fajardo de Camagüey, donde estudié. Pretendía desarrollar mi actividad profesional, impartiendo clases de natación, con el fin de crear un buen equipo de representación de la Isla.

La primera decepción fue que no existía en los 7 ayuntamientos ninguna piscina municipal, dentro de una población en aquel entonces de 120 mil habitantes, sin contar la flotante; solo existían piscinas privadas.

Recuerdo la primera entrevista en TV local en 2002, donde le preguntaba a los diferentes partidos en la Isla si iba a existir una piscina pública para todos. Creo firmemente que un ignorante hubiera entendido mejor mi mensaje que todas estas personas, lo di por perdido y recordaba muchísimo la diferencia con la conciencia y la política social de nuestro líder Fidel.

Finalmente, después de mucha lucha, logré convencer a un gran amigo mío, que ocupaba la responsabilidad de Jefe del Departamento de Pediatría del Hospital y echamos andar la maquinaria, con distintas fases y vías de actuación, pero finalmente “la casta política” de la Isla de Lanzarote no le vio beneficio económico a dicho proyecto. La frase en que resumo esta decepción fue “Fidel me acorde de ti”

¿Cómo valora la relación de Fidel con Galicia?

La relación con Galicia siempre ha sido familiar, desde los primeros viajes de Ramón Castro a Láncara, en agosto de 1958, hasta la visita de Fidel Castro a Galicia en julio de 1992. Posteriormente la hizo también, siendo Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, su hermano, Raúl Castro en el 2005.

Hoy la casa de la familia de esta familia en Láncara será una Asociación de la Amistad y Solidaridad, para la creación de un centro de interpretación de la emigración de Galicia a América.

Fidel Castro en Galicia. Foto: Cortesía del entrevistado.

Desde muy joven Fidel Castro Ruz tuvo una vinculación con el Antiguo Centro Gallego de La Habana, hoy Gran Teatro Alicia Alonso. Fue Secretario Letrado entre 1951-1953, de forma desinteresada de la sociedad ‘Hijos de Capela’, que nace en La Habana 12 de agosto de 1928, de emigrantes gallegos.

No debemos olvidar al presidente Manuel Fraga Iribarne, quien siempre mantuvo una relación estrecha con Cuba, incluso en momentos muy difíciles y complicados, y Fidel siempre tuvo elogios por su valentía, fue el primer presidente autonómico de España en visitar Cuba 1991. Recordemos que la familia Fraga Iribarne, tiene raíces en el poblado de Manatí, provincia de las Tunas.

Todos los presidentes de Galicia posteriores a Fraga visitaron Cuba, Emilio Pérez Touriño en 2007, y el actual presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo, que ha realizado dos viajes en 2013 y en 2016, recibido por el expresidente Raúl Castro Ruz.

Fidel Castro en Galicia. Foto: Cortesía del entrevistado.

Creo firmemente que todo el trabajo entre ambos países, y el despliegue de visitas a Cuba de presidentes del gobierno de España, gobiernos autonómicos, siguen dando frutos hasta el día de hoy, aunque hago una crítica constructiva: es hora de que España avance más, ya que desde 1986 fue la última visita oficial de un presidente del Gobierno español a Cuba, y creo que hay que trabajar por el fortalecimiento del plano económico.

Hoy Cuba es el segundo país receptor de exportaciones españolas en América Latina (900 millones de euros). Una de cada cuatro empresas extranjeras acreditadas ante la Cámara de Comercio de Cuba es española, según datos del Instituto Español de Comercio Exterior. En cuanto a las inversiones, aunque no son grandes, España es también el primer país por número de empresas mixtas y asociaciones económicas constituidas en la isla

En el sector turístico, de las 70 mil habitaciones de su planta hotelera, 45 mil están administradas por empresas extranjeras y, de estas, alrededor del 70 por ciento está en manos de una decena de cadenas españolas. La líder absoluta es la mallorquina Meliá Hotels International, que con la apertura a final de año del hotel Paradisus Los Cayos, en cayo Santa María, y del Meliá Internacional de Varadero, cerrara 2018 gestionando 14 mil 600 habitaciones en el país.

Otros datos de la profundidad de los vínculos España-Cuba: la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) tiene en Cuba más de mil asociados —sin contar 300 herederos—, siendo, después de Madrid y Barcelona, una de las plazas con más músicos, escritores, cineastas y creadores miembros de la sociedad; en los últimos 15 años.

¿Qué significó para usted la muerte de Fidel?

La muerte de Fidel para todos los cubanos agradecidos fue un duro golpe indudablemente. Su perdida nos llevaba al recuerdo de aquella persona vital que entregó su vida por su pueblo e insisto, con sus aciertos y errores, tuvo la convicción y la tenacidad de llevar a cabo un proyecto, y me atrevería a decir que hasta los que lo odiaban sintieron su desaparición.

En mi caso personal pude vivir dos escenarios, el primero de ellos, en Cuba. Ese mismo día estuve en la Universidad de La Habana en una conferencia sobre las raíces gallegas de Fidel y su viaje a Galicia en 1992. Era impensable la noticia que venía en descuento para llegar a hacerme esta pregunta. “Qué casualidad que suceda su fallecimiento, hoy que hablamos de usted Comandante , de sus raíces…” y mi respuesta es que la vida es una incógnita, y la muerte es un misterio. 

En esa fecha, no podía partir rumbo a Madrid, sin ir a firmar el libro de condolencias al Museo de la Revolución, me venía el recuerdo de agosto de 2016, cuando desde España, expuse 30 fotos por el cumpleaños del comandante, bajo el título “Huellas Españolas de Fidel”, con la ayuda del Director, José Andrés Pérez Quintana, y medios de comunicación.

El llegar a Madrid, fue poder empezar a leer todos los rotativos escritos, sumando TV, y la radio, puedo afirmar que el globo terráqueo, estaba en función del titular “Fidel ha muerto” y me hice varias preguntas sobre su figura, sobre su obra que tanto se puso en esos días en relieve. Concluí que no se habla de un simple presidente de un país, fue un líder internacional. Y concluyo, pienso que con mi libro puede hacerle también un pequeño homenaje.

-Sé que no conoció personalmente a Fidel. Si hubiese tenido la oportunidad, ¿qué le habría dicho?

Es la primera vez que voy a contar que existió una cierta relación no conocida, y que pude enviarle varias cartas, que no eran más que las de un soñador que deseaba algo: conocer personalmente a Fidel.

No sabría definir ahora qué le hubiera dicho porque, el sistema nervioso muchas veces nos juega mala pasada, y mi intención era escuchar más que hablar, y mira que a mí me gusta hablar…Me interesaba por ejemplo su infancia, que lo impulsó a ser un joven revolucionario, como eran sus padres, la Universidad, la prisión, el Granma, la lucha en la Sierra Maestra, y cuál fue el libro que más le impactó.

Sin lugar a dudas hubiera sido un lujo para mi segundo libro, porque en el desarrollo una amplia relación de sus viajes a España. La primera vez que pisa suelo español fue en febrero de 1982, procedente de Moscú, en una escala técnica. Lo acompañaba el presidente de Nicaragua Daniel Ortega, ambos venían de los funerales de Estado en memoria del dirigente soviético Yuri Andropov.

Hoy guardo en mi archivo personal una postal que me envió Fidel, a través de la Embajada de Cuba en España, en 2015 y es lo que tengo de esta relación callada, debo agradecerle su apoyo por haberme dado la oportunidad de llevar mi modesto libro por varias provincias de Cuba, y la exposición fotográfica.

Postal enviada por Fidel a Miguel Ángel. Foto: Cortesía del entrevistado.

-En cuanto al proyecto de Constitución de Cuba, ¿Qué importancia le conoce a que los cubanos residentes fuera del país puedan aportar a su debate?

En el año 2015, en una entrevista que me hicieron en Cubainformacion TV, sugerí humildemente que pudiéramos quizás tener un representante de la emigración cubana, en nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, fui tildado de loco, otros me dieron por un soñador, etc.. En muchas ocasiones lo novedoso asusta.

He seguido de cerca las declaraciones de Ernesto Soberón, director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior (DACCRE), y me parece que es un paso muy positivo, porque estamos viviendo una iniciativa novedosa. Según declaración de Ernesto Soberón, hay cubanos en 120 países, y en 104 de ellos, los cubanos han dado sus opiniones libremente, sobre el proyecto de Constitución de la República de Cuba, hasta el momento existen más de 2 mil propuestas.

Conociendo la estadística de la cantidad de cubanos residentes en España, pienso que sería beneficioso celebrar un encuentro internacional de cubanos en el exterior en La Habana, donde se seleccionen grupos de trabajo con ideas que puedan resultan positivas para nuestra patria, trasladando experiencias, de los que estamos en Europa, de aquellos que se encuentran en Latinoamérica, África, etc.

Si bien se realizó en Milán en 2017 un encuentro de cubanos en Europa, vuelve un encuentro en Bruselas, que se va efectuar entre 2019 a 2021.

Cuando estuve como presidente de la Asociación ASICUBA en Madrid, pude asistir a algunos encuentros; pero pienso que La Habana es el mejor escenario para preparar un importante evento. Me viene a la mente la canción del grupo Orishas“Cuba Isla Bella”, su esencia es la emigración, es el regreso del cubano.

-¿Qué aspectos cree que podrían ser cambiados o modificados?

En primer lugar, me hubiera gustado participar en las asambleas de los barrios escuchar y dar mis impresiones y opiniones para su mejora. Me gustaría centrarme en la parte en la que estoy especializado, la económica, citando los siguientes títulos:

El mundo corre a una velocidad vertiginosa, ante una económica globalizada, donde ya en su gran medida es virtual. Siendo presidente de la Asociación de Cubanos ASICUBA- Madrid-, me preguntaron ¿Qué desea para su país?, respondí sin pensarlo, todo lo mejor del mundo, pensando en que la nueva generación tenga una ilusión por nuestra patria, por seguir construyéndola con avance.

En mi opinión, desde la Cámara de Comercio de Cuba, y otros canales pertinentes, se debe incorporar a los cubanos en la inversión y desarrollo del país en que nacimos, contribuir y construir una mejor nación.

En la década de 1960, la emigración española, tuvo movimientos hacia los países industrializados de Europa: Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido, Suiza, Holanda. Dos millones de españoles atraídos por los mejores niveles salariales.

Hoy existen un aproximado de 1 millón 400 mil cubanos residentes en el exterior en más de 120 países, que podemos contribuir con el apoyo de nuestro Gobierno de la República de Cuba, a participar en la inversión extranjera. En los anteriores países mencionados, su emigración juega un papel de aportación de riqueza y desarrollo, y podemos ser un eslabón más de fuerza, a través de la inversión en poder contribuir en el rompimiento del bloqueo genocida.

El presidente de los Consejos Estados y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez, informó que economía en Cuba creció un 1,1 por ciento en el primer semestre durante su discurso de clausura del primer periodo ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Un paso positivo de agilizar los procesos de negociación y presentación de los proyectos de Inversión Extranjera en Cuba, en las nuevas modificaciones de la Ley 118 de la Inversión Extranjera.

Nosotros podemos impulsar el desarrollo económico desde el trabajo, con capital propio o en sociedad con inversiones extranjeras, de distintas magnitudes, siempre respetando el marco legal y cumpliendo nuestros deberes y obligaciones con el Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.