1.- Aísla la tarea que temes o te resistes a hacer. Concédete
un mes para poder llevarla a cabo con éxito.
2.- Dedica unos segundos al día a modelar la mente para esta
tarea. Lo importante es hacer este ejercicio cada día.
3.- Ponte cómodo, y cierra los ojos para visualizar la situación
difícil.¿Donde tiene lugar?, ¿ Cual es su aspecto?.
4.- Imagínate realizando la tarea. Debes verte haciendo eso
que temes con total comodidad. Conviértete en actor de tu
propia película, tal como te gustaría que se desarrollara.
5.- Visualiza una respuesta positiva a esta actividad. Si por
ejemplo estás dando una conferencia, imagínate a los
oyentes entusiasmados escuchándote.
6.- Aumenta poco a poco el tiempo diario que dedicas a
modelar la mente. La idea es que te sientas cómodo
realizando mentalmente esta actividad, trasladándola al
exterior sin esfuerzo.
7.- Empieza por lo pequeño. Cuando estés listo para pasar
a la acción, da primero un paso menor para adquirir
confianza. Ensaya primero antes de hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.