Montañas de fuego – Lanzarote

1
22

Las Montañas del Fuego son un paseo por la Luna sin salir de la Tierra.

Nacidas tras las violentas erupciones volcánicas que azotaron el sur de Lanzarote entre los años 1730 y 1736 que dieron origen al Parque Nacional de Timanfaya, las Montañas del Fuego poseen la belleza de la desolación y regalan una sinfonía de colores ocres que nunca deja indiferente al espectador, empequeñecido por una obra de arte imponente y viva, en la que Manrique volvió a estampar su firma concibiendo un espacio en el que conviven el arte, el hombre y la naturaleza de forma armónica.

De las entrañas de la tierra, se alza, majestuoso, el Islote de Hilario, vigía de un mar de lava de cerca de 200 kilómetros cuadrados sobre el que se levantan 25 cráteres que permanecen dormidos. Allí, Manrique dio rienda suelta a su mente inquieta y el genio ideó el restaurante El Diablo para dar vida a aquel páramo. De esa extraordinaria integración entre la creación humana y la naturaleza nació la que es, sin duda, una de las obras de arte más impresionantes del mundo. Mientras el horno de El Diablo se sirve del calor natural que brinda la tierra para preparar platos únicos, bajo nuestros pies, a diez metros de profundidad, la tierra bulle a casi 300 grados de temperatura.

1 COMENTARIO

  1. Ahí mandaría a muchos de nuestros políticos y no de vacaciones precisamente, sino como una terapia de cura contra su soberbia, se imaginan.. solitos, sin nada como en la luna, a ver si les cambia la cabeza y comienzan a reflexionar sobre lo que es no tener nada de nada… un mes… a ver que tal.
    Por cierto el lugar es muy bonito y espectacular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.