Conseguir los mejores resultados y aumentar clientes son dos de los objetivos en los que la tecnología juega un papel fundamental.

Nadie duda de que la tecnología se ha convertido en una de las herramientas más importantes para todos los ámbitos. Tanto a nivel personal como en el mundo de los negocios, dependemos de un sinfín de avances que nos han facilitado en buena medida nuestras acciones cotidianas. En el caso de la empresa, no se concibe ningún proyecto sin tener en cuenta la tecnología. Bastan estos ejemplos para demostrarlo.

Redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un medio de difusión y contacto de gran valor. Sin importar cuál sea el mercado al que te dediques, en estas páginas puedes tomar el pulso a las tendencias, lanzar campañas y comprobar qué le gusta a tu público objetivo.

Lo que sí puede variar es el tipo de red social en el que moverse. Algunas de ellas están muy orientadas a lo visual, mientras que otras son más para lanzar mensajes o responder a cuestiones que los usuarios exponen.

Cuando se tiene un gran número de seguidores, aumentan las probabilidades de mejorar el rendimiento del negocio. Por eso es muy importante mantener la seguridad de la cuenta. Algunos utilizan contraseñas muy complejas, aunque corren el riesgo de olvidarla y no poder entrar. En estos casos solo queda ver como hackear Instagram para volver a subir fotografías y responder a los comentarios o resignarse a perder la cuenta. Evidentemente la última no es una opción aceptable si se trata de un negocio.

Soluciones de impresión

Aunque es un hecho que cada vez se crean y gestionan más documentos en línea y que el papel empieza a caer en desuso, una empresa no puede dejar de tener un equipo en el que imprimir documentos. A menudo se necesita para tener copias físicas de presentaciones de presupuestos, declaraciones y otros, además de que con las mejores impresoras multifunción también se puede hacer el proceso a la inversa, y convertir los documentos físicos en copias digitales, para archivar en la nube o enviar a través del correo a un gestor, por ejemplo. Por no hablar de que a veces se pueden sacar borradores y bocetos para ver cuál es el resultado real de carteles, folletos, etc.

El móvil es esencial

Si el teléfono ha sido desde su invención un aliado poderoso para un negocio, los smartphones van más allá de las llamadas, convirtiéndose en una pieza clave de muchas estrategias. Además, la cantidad de dispositivos disponibles en el mercado hace que todo el mundo pueda encontrar uno al alcance de su bolsillo, como los modelos que se pueden encontrar en Tdtienda, canal online de la marca TD Systems, 100% española.

El móvil se utiliza como canal directo de ventas, a través de aplicaciones desarrolladas específicamente para estos dispositivos o al poder entrar en una página web desde la que gestionarlo todo. Muchos usuarios han cambiado su ordenador por un smartphone, como demuestra el aumento de la navegación móvil.

No sin mi web

Si hubiera que destacar un solo avance tecnológico, sin duda el más relevante de los últimos tiempos para cualquier empresa es Internet. La red es imprescindible, y quien no tiene una página web para vender sus productos, demostrar que se es un referente en el mercado o fortalecer su imagen de marca, está abocado a la desaparición. De ahí que muchas empresas que todavía no tienen una página busquen un diseñador web freelance que sepa adaptarse a la personalidad de la empresa y aumentar las opciones de atraer clientes. O para renovar el aspecto de esta cuando el sitio lleva tiempo online, y es evidente que los gustos no son los que había cuando se lanzó.

Todas estas ayudas a menudo pasan desapercibidas. Pero son ejemplos claros de cómo vivimos en una época en la que dependemos de la tecnología, sobre todo si queremos que nuestra empresa consiga resultados duraderos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.