Es imposible ganar una competición, a menos que nos 
arriesguemos a participar, del mismo modo que resultaría
difícil- imposible diría yo- alcanzar una victoria sin antes luchar.
 
Pocas situaciones se presentan tan trágicas, que la del individuo
que alimenta un sueño deseado, sin darle nunca la oportunidad
de transformarse en realidad…
 
Existe un número ingente de personas que sueñan de ese modo,
en conseguir una mejor ocupación, en montar su negocio, en 
adquirir un nuevo vehículo, en realizar un viaje, en escribir un día
una novela…
Personas que sueñan, pero que jamás se arriesgan, nunca están
dispuestas a pronunciar las palabras” yo puedo”, nunca confían sus
sueños al mundo real de la acción y el esfuerzo,en fin, todas
aquellas personas que temen tanto al fracaso, que por ello suelen
fracasar sin remisión alguna!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.