Pese a reconocer “profundas diferencias”, Cuba y EEUU destacan los avances en la relación bilateral

0
442

Cuba y Estados Unidos mantuvieron hoy el encuentro más simbólico luego de casi 50 años, cuando dos funcionarias de primer nivel de ambos países dialogaron en el Palacio de las Convenciones, en La Habana, sobre los pasos a seguir para la normalización de las relaciones diplomáticas y los avances en la instalación de embajadas, pese a admitir que será un proceso “largo y complejo” por las “profundas diferencias” bilaterales.

Las delegaciones de La Habana y Washington finalizaron en las primeras horas de la tarde la reunión en la que debatieron la normalización de las relaciones después de que el pasado 17 de diciembre, los mandatarios de ambos países, Raúl Castro y Barack Obama, anunciaran el restablecimiento de vínculos diplomáticos.

Las comisiones fueron encabezadas por la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, por el lado estadounidense; y por la directora para EEUU del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, por el lado cubano. Lasdos brindaron, por separado, sendas conferencias al finalizar ls conversaciones.

“Acordamos continuar estas conversacionales en una fecha próxima”, dijo Vidal y agregó: “Por nuestra parte trasladamos que seria difícil de explicar que se ha producido un restablecimiento de relaciones mientras nuestro país continua injustamente en la lista de patrocinadores de terrorismo internacional”.

Además, remarcó que si bien el gobierno cubano ratificó su compromiso en la normalización de la relaciones bilaterales, ambos países deberán resolver antes temas importantes, como el “el levantamiento del bloqueo” que afecta a la isla hace más de 50 años, paso que, aseguró, “sera esencial” para encarrilar los vínculos.

Ambas funcionarias reconocieron que la normalización y el restablecimiento de las relaciones se construirán basándose en los derechos de la Carta de Naciones Unidas y en la Declaración de Viena.

“Para Cuba, los principios del derecho internacional significan respeto recíproco al sistema político, económico y social de cada uno de los países y evitar cualquier tipo de injerencia en asuntos internos”, indicó Vidal.

“Pretendemos relaciones civilizadas entre dos países que tienen profundas diferencias y concepciones distintas sobre diversos temas, pero que pueden convivir en forma pacifica respetando esas diferencias y, a su vez, identificando oportunidades para encontrar áreas de interés común beneficiosas para cada país, para la región y para el mundo”, agregó la representante cubana.

También consideró que será un proceso largo que requerirá trabajo de ambas partes y los dos países deberán discutir y resolver temas, entre los que volvió a mencionar al levantamiento del bloqueo como “esencial” para normalizar relaciones con EEUU.

En esa línea, reconoció “la disposición expresada por el presidente de EEUU a tener un debate serio con el Congreso para lograr el fin del bloqueo”.

En cuanto a las cuestiones prácticas del encuentro de hoy, antecedida por una reunión ayer en la que se se debatió solo el tema migratorio, Vidal dijo que para abrir las embajadas “primero se debe hacer una lista de todos los pasos formales que deben darse para enfrentar y comenzar este proceso”.

En esa línea, Jacobson, la funcionaria estadounidense de mayor nivel que visita la Cuba en décadas, dijo que el diálogo sostenido hoy con Cuba ha sido “positivo y productivo”, aunque advirtió que la normalización completa de vínculos será un proceso “muy largo”.

“El restablecimiento de relaciones y de abrir embajadas es solo una parte del proceso más amplio de normalizar relaciones”, afirmó Jacobson en su declaración ante los medios.

Señaló que ambas delegaciones han “debatido en términos concretos” las medidas para recuperar las relaciones. “Es un proceso bastante directo no muy complejo y esa es la razón por la cual se va a tener que abordar otros temas como parte de este proceso de normalización”, señaló.

“Esos temas de amplia gama son más complejos y reflejan las profundas diferencias que existen entre nuestros países y van a seguir siendo debatidos”, dijo la funcionaria.

“Hay que reconocer obviamente que como nuestros presidentes han tomado la decisión de superar más de 50 años de una relación que no se basaba en confianza hay temas que hay que debatir antes de poder restablecer esa relación, y por eso se van a llevar a cabo conversaciones futuras”, señaló.

Consultada sobre la cuestión derechos humanos, Jacobson dijo que “sigue siendo fundamental” en las conversaciones, reseñó que su representación fue “muy clara en que vamos a seguir trayendo a colación ese tema” y rescató palabras del presidente Obama en el sentido de “asegurarnos de abordar estos temas directamente con el gobierno cubano”.

La funcionaria insistió en que si bien “hay muchos temas en los que no vamos a estar de acuerdo y no vamos a hablarlo en este momento”, la prioridad de hoy fue “avanzar en los pasos para la normalización de las relaciones”.

Las funcionarias informaron que para avanzar en los siguientes pasos para la instalación de las embajadas quedaron pendientes nuevos encuentros en fechas a definir. La ronda se había iniciado ayer con charlas sobre la cuestión migratoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.