” Si un problema no tiene solución, agrándalo”.
Este pensamiento está relacionado con un proverbio chino
que asegura que cuanto más grande es el caos, más cerca está
la solución.
¿Qué quiere decir esto?. Simplemente, que uno de los beneficios
de un conflicto que ha adquirido dimensiones alarmantes, es que
permite “pinchar el globo”. De repente, tomamos conciencia
de problemas que ya existían, pero que no habían salido aún a la luz.
Y eso, también es aplicable al nivel personal.
 
Tras un despido, cuando nos arruinamos en un negocio, o después
de una separación, vemos claramente cuales han sido nuestros
fallos y carencias.
Aprendemos una dura lección, pero si tenemos espíritu
autocrítico, jamás repetiremos los mismos errores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor coloque su comentario
Por favor ponga su nombre aquí

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.